La historia del Muro de Berlín en claves

Esta gigantesca pared simbolizó la división de Alemania y el mundo bipolar de la Guerra Fría durante más de 28 años. Conocé un poco más sobre ella.
domingo, 9 de noviembre de 2014 10:51
domingo, 9 de noviembre de 2014 10:51

El Muro de Berlín simbolizó la división de Alemania y el mundo bipolar de la Guerra Fría durante más de 28 años hasta su caída el 9 de noviembre de 1989, hace hoy 25 años.

Aquí te dejamos algunas cifras y datos clave de este símbolo:

- El gobierno de la Alemania comunista (RDA) comenzó a cercar la frontera de Berlín occidental a partir de la 1:00 de la noche del 13 de agosto de 1961. La división terminó con la apertura de los pasos fronterizos de Berlín la noche del 9 de noviembre de 1989. El Muro estuvo en pie 28 años, dos meses y 27 días.

-El Muro se extendía por 155 kilómetros de la frontera entre Berlín occidental y el territorio de la RDA, 43 de los cuales se encontraban en la ciudad de Berlín. Su trazado cortó 12 líneas de transporte suburbano y 193 calles.

-Hasta su caída no dejó de reforzarse. En su última versión medía 3,6 metros de altura y estaba resguardado por 302 torres de vigilancia, 11.500 soldados, una valla metálica, una cerca de púas, cientos de perros adiestrados y protecciones antitanque.

-Existían ocho controles entre el este y el oeste de Berlín. El primero que permitió el paso de ciudadanos de la RDA al Berlín occidental fue el situado en la calle Bornholmer.

- Más de 100.000 ciudadanos de la RDA intentaron huir a través de la frontera entre las dos Alemanias desde 1961 a 1989. Lo lograron poco más de 5.000. Unas 600 murieron, 138 de ellas en Berlín.

 

- Günter Litfin, un joven de 24 años, fue la primera víctima del Muro al ser abatido a tiros cuando intentaba huir a Berlín occidental, donde tenía su casa y trabajo, el 24 de agosto de 1961, apenas 11 días después de que se levantara el Muro.

- La última víctima fue Chris Gueffroy, muerto por disparos de los guardias del Muro el 6 de febrero de 1989, nueve meses antes de la caída.

Fuente: La Capital

Comentarios