Visita a Tierra Santa

El Papa Francisco caminará la tierra donde vivió Jesús

Francisco viajará a Tierra Santa entre el 24 y 26 de mayo, lo anunció hoy tras el rezo del Ángelus en la plaza de San Pedro en Roma. Las estaciones del viaje serán la capital jordana Ammán y las ciudades de Belén y Jerusalén.
domingo, 05 de enero de 2014 11:12
domingo, 05 de enero de 2014 11:12
La visita, que supone la primera a Tierra Santa desde su llegada al pontificado en marzo de 2013, es su segundo viaje al extranjero como Papa y hasta el momento el único fijado en su agenda para 2014, consignan las agencias DPA y Ansa.

"En una atmósfera de alegría típica de estos tiempos navideños me gustaría anunciar que realizaré un viaje de peregrinaje a Tierra Santa desde el próximo 24 al 26 de mayo, si dios quiere", dijo el Papa. Las estaciones del viaje serán la capital jordana Ammán y las ciudades de Belén y Jerusalén.

"En la Iglesia del Santo Sepulcro tendré un encuentro ecuménico con todos los representantes de la Iglesia cristiana de Jerusalén, junto con el patriarca Bartolomeo de Constantinopla", anunció el líder de la Iglesia católica.

Francisco dijo que su visita a Tierra Santa debe recordar al encuentro histórico del papa Pablo VI con el patriarca ortodoxo Atenágoras hace 50 años. Su predecesor, el papa emérito Benedicto XVI, visitó Tierra Santa cuatro años después de asumir su pontificado, en 2009. En diciembre el papa Francisco recibió en el Vaticano al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, momento en el que ya se dejó entrever ese viaje.

"Todos los palestinos, musulmanes y cristianos en la misma medida se alegrarán de saludar al papa Francisco en Tierra Santa", dijo entonces la ministra de Turismo palestina, Rula Maaja. Durante el Angelus de hoy, por otra parte, el Sumo Pontífice afirmó frente a miles de fieles reunidos bajo una lluvia intensa en plaza San Pedro que la Navidad "nos revela el amor inmenso de Dios por la humanidad".

Jorge Bergoglio recordó que en las palabras del Evangelio de Juan "el Verbo se hizo carne y vino a habitar en medio a nosotros, que no termina nunca de sorprendernos, está todo el Cristianismo". De ahí, para el Pontífice, "deriva también el entusiasmo, la esperanza de nosotros los cristianos, que en la pobreza sepamos ser amados, ser visitados, acompañados por Dios".

Según Bergoglio, por más que "la historia humana y la personal de cada uno de nosotros pueda estar marcada por las dificultades y la debilidades, la fe en la Encarnación nos dice que Dios es solidario con el hombre y con su historia". El Papa también subrayó que "en el misterio de la Encarnación del Hijo de Dios hay un aspecto vinculado a la libertad humana, a la libertad de cada uno de nosotros".

"El Verbo de Dios instala su carpa entre nosotros -explicó-, pecadores y necesitados de misericordia. Y todos nosotros tendremos que apurarnos a recibir la gracia que El nos ofrece", subrayó.

Fuente: Telam

Comentarios