Oración y ayuno

Francisco preside hoy una vigilia de cuatro horas por la paz

Será en plaza San Pedro, a las 18, hora de Roma, pero el evento se replicará en todo el mundo. Referentes de otras religiones y no creyentes han adherido también a la iniciativa papal por el cese de la violencia en Siria.
sábado, 07 de septiembre de 2013 08:25
sábado, 07 de septiembre de 2013 08:25
Con esta convocatoria a una "Jornada de ayuno y oración por la paz en Siria, en Medio Oriente y en el mundo", el Papa se ha colocado en el centro de los acontecimientos mundiales y ha emprendido una verdadera cruzada por evitar un agravamiento de la violencia en esa región del globo.

El ayuno tiene un sentido religioso, pero también es un tradicional modo de protesta laico. Y la paz es una bandera que une voluntades por encima de las confesiones. Es por ello que francisco-suma-adhesiones-su-vigilia-la-paz">la iniciativa de Francisco ha recogido muchos apoyos.

Casi la totalidad de la clase política italiana ha expresado su adhesión, al igual que los sindicatos y los representantes de las comunidades judías e islámicas.

Desde la propia Siria, llegó una carta del Gran Muftí de Damasco, Ahmad Badreddin Hassou, líder espiritual del Islam sunnita, expresando su gratitud por esta convocatoria y su deseo de llegar a Roma para estar junto a Francisco.

También el patriarca ecuménico de Constantinopla, Bartolomeo I, respondió a la invitación del Papa: "La Iglesia de Constantinopla –dijo- aplaude la iniciativa de Francisco de llamar a los cristianos de la Tierra a unirse en oración y ayuno el próximo sábado, para que prevalezca la paz en el incandescente territorio sirio, con la esperanza de que Dios ilumine la mente de los responsables políticos y se evite la acción militar que, inevitablemente, provocará la muerte de víctimas inocentes".

Desde Polonia, el mítico líder del sindicato Solidaridad, Lech Walesa, anunció que seguirá las instrucciones de Francisco y se sumará al ayuno y oración. Reclamó una solución dialogada y el nacimiento de "un gobierno supranacional" y "una política común a través de un sistema de decisión multipolar basado en la solidaridad", según publica Indobae.

En América Latina, los mandatarios de Venezuela, Nicolás Maduro, y de Bolivia, Evo Morales –éste último acaba de reunirse con el Papa- anunciaron su adhesión a la iniciativa papal, mientras que la presidente argentina, Cristina Kirchner, citó a Francisco para expresar su oposición a la intervención armada en Siria, durante la Cumbre del G20.


0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios