Avance científico

Con un traje robótico, un parapléjico caminará e inaugurará el Mundial

Este proyecto genera mucha esperanza en millones de personas con discapacidad motriz. Tendrá su primera presentación para el mundo en el Mundial de Fútbol 2014 en Brasil.
lunes, 09 de diciembre de 2013 11:20
lunes, 09 de diciembre de 2013 11:20
Un parapléjico podrá caminar y patear una pelota gracias a un traje robótico que manejará con su mente. Así lo indicaron desde el área de Neurociencias en la Universidad de Duke de Estados Unidos. El hecho tendrá su visión al mundo en el Mundial de fútbol 2014 con la presentación de un joven discapacitado motriz que se levantará por sí solo, caminará 25 pasos y patear la pelota Brazuca.
 
Este traje es el resultado de un ambicioso proyecto científico que reúne a los máximos expertos en neurología, robótica y biomedicina de EE.UU., Alemania, Suiza y Brasil. "El experimento le demostrará a una audiencia global que controlar una máquina robótica, usando en forma natural el cerebro, es un concepto que ya dejó atrás a las películas de ciencia ficción. Estamos entrando en una era donde será común interactuar con herramientas inteligentes, capaces de aportar movilidad a pacientes discapacitados por un traumatismo o una enfermedad”, describió entusiasmado Miguel Nicolelis, profesor de Neurociencias en la Universidad de Duke, según señala diario Perfil.
 
Nicolelis es el coordinador de Walk Again Project, un consorcio de instituciones científicas reunidas con un objetivo a corto plazo: entrenar a un discapacitado motriz, con una lesión en su médula espinal, para que logre controlar con su mente los movimientos de un exoesqueleto robótico y pueda caminar. 
 
Este control se logrará a través de un chip que tiene una doble función: lograr que la marcha autónoma funcione y que el cerebro recibia y procese en tiempo real el input de lo que está pasando con el cuerpo. La información sobre la cantidad de movimiento, el balanceo, cómo es la superficie y la presión de apoyo la recibe a partir de una cantidad de sensores mecánicos ubicados en las extremidades robóticas. Estos datos, a su vez, se traducen en información eléctrica que será volcada en las neuronas implicadas, que luego dispondrán del feedback imprescindible para seguir actuando.

Los chips que ya está probando el Consorcio logran interacturar con grupos de cinco mil neuronas. "El número no es tan importante, como sí lo es el encontrar dónde está ubicado el grupo neuronal responsable de cada función motora, algo que se hace laboriosamente a través de técnicas de neuroimágenes”, explicó Sergio Di Yelsi, coordinador de la carrera de Kinesiología y Fisiatría de la Universidad Favaloro.
 
"Este proyecto, por ahora, está planteado para poder ser aplicado en personas parapléjicas, con lesiones en sus vértebras dorsales e inferiores”, le explicó a Perfil José Corderi, jefe de Kinesiología y experto en rehabilitación de la Fundación Favaloro. "No es poco, ya que suelen ser lesiones asociadas, por ejemplo, a accidentes de esquí o de tránsito”.

Sin embargo, Nicolelis ya mira a futuro: "Quizás en la próxima década este tipo de interfases, que hoy estamos desarrollando para re-unir el cerebro con las extremidades del cuerpo en un ida y vuelta de señales nerviosas, podrá ser usado para darles movilidad a personas afectadas por Parkinson, esclerosis lateral amiotrófica y otras patologías que impiden la locomoción, las actividades manuales y la fonación”.
 
Fuente: Diario Perfil

Comentarios