La historia

Soportaron el cáncer hasta la muerte usando a la fotografía como terapia

Angelo Meredino es un fotógrafo estadounidense que, como cualquier otro, hace fotos de su pareja. Pero su historia es muy diferente. Al poco de contraer matrimonio su mujer, Jennifer, fue diagnosticada de cáncer.
jueves, 21 de noviembre de 2013 07:17
jueves, 21 de noviembre de 2013 07:17
Angelo Meredino es un fotógrafo estadounidense que, como cualquier otro, hace fotos de su pareja. Pero su historia es muy diferente. Al poco de contraer matrimonio su mujer, Jennifer, fue diagnosticada de cáncer.  Así que él decidió tomar su cámara y documentar la enfermedad de su esposa como una forma de hacer terapia en conjunto. Durante cinco largos años la acompañó en su lucha contra el cáncer y su objetivo fue testigo mudo del implacable avance de la enfermedad. Pero, sobre todo, del amor que Angelo la profesaba. 

Ahora, superada la muerte de su compañera, el fotógrafo decidió publicar las fotografías que cuentan la historia de su ocaso, como homenaje póstumo a una mujer fuerte que no pudo vencer la enfermedad. La historia la cuentan estas fotos, y un libro que él ha escrito para que su lucha no caiga en el olvido (disponible para descarga). El 50% de lo recaudado irá a parar a la organización "The love you share", que Angelo ha puesto en marcha para ayudar a las mujeres que afrontan un cáncer de pecho. 
 
La  historia
A los cinco meses de casarse le fue diagnosticado un cáncer de pecho. La noticia fue, lógicamente, una bomba para la pareja. Angelo narra en su web cómo, en aquel momento, se miraron a los ojos, se dieron la mano, y él le dijo: "estamos juntos en esto, vamos a estar bien". 

Lejos de rendirse a la tristeza, Angelo y Jen decidieron tomarse la fotografía como una terapia y documentar todo el proceso. "Cuando se pasaba la mano por la cabeza, Jen me enseñaba cuánto pelo se le caía a causa de la quimioterapia", cuenta Angelo.

Para solucionar la caída severa del cabello, juntos, decidieron recortarlo. En fotos como ésta se aprecia el verdadero sentido de la frase "estamos juntos en esto". 

El trauma que supone para una mujer perder su melena fue para Jen un poquito más llevadero gracias a que lo afrontó con una gran entereza. Prueba de ello son estas imágenes que Angelo tomó a lo largo del tiempo y unió para demostrar la evolución de la enfermedad. 

A pesar de la enfermedad, Jen mantenía hábitos cotidianos como el de pintarse las uñas y maquillarse. "Mis fotografías muestran la vida cotidiana, humanizan el rostro del cáncer en la cara de mi esposa", explica Angelo en la web que ha creado para homenajear la batalla de su esposa contra el cáncer.

"Ésta es una de mis fotos favoritas de Jen y yo. Siempre admiré su habilidad de ver las cosas buenas de la vida incluso cuando las malas prevalecían. Una lección más de todas las que ella me enseñó", cuenta el fotógrafo sobre esta imagen.

El apoyo de la familia fue fundamental para que Jen afrontara su situación con toda la serenidad posible dadas las circunstancias.

Jen cumplió 40 años al final de su lucha contra el cáncer. Las personas más cercanas a la pareja lo celebraron con ellos tratando de mantener el ánimo pero sin poder evitar pensar que posiblemente era su último cumpleaños.

Angelo, su marido, su apoyo, su amado, acompañó a Jen en todo momento durante su agonía. No sólo a través de las fotografías. No se separaba de ella más que para negociar con las aseguradoras de salud o conseguirle las medicinas. En la imagen se aprecia cómo él dormía en el sofá justo al lado de la cama de hospital de su esposa. 

Pero un día esa cama quedó desierta. La imagen es suficiente para ilustrar el vacío que él sintió cuando, definitivamente, Jen perdió una batalla que ella no había elegido. 
 
Fuente: YAHOO NOTICIAS

Comentarios

Otras Noticias