Los Ángeles, Estados Unidos

Vinculan la muerte de una turista con una actividad paranormal

El hecho sucedió en febrero de este año. Sin embargo hace pocas semanas comenzó a trascender de manera más fuerte a partir de un video que cubre de dudas la muerte de la joven turista canadiense Elisa Lam de 21 años. MIRÁ EL VIDEO
sábado, 16 de noviembre de 2013 19:22
sábado, 16 de noviembre de 2013 19:22

El hecho sucedió en febrero de este año. Sin embargo hace pocas semanas comenzó a trascender de manera más fuerte a partir de un video que se hizo público y que cubre de más dudas la muerte de una joven turista canadiense de 21 años. 

Elisa Lam murió en el Hotel Cecil de Los Ángeles. La última vez que se la vio con vida fue el 31 de enero y, pese a que su familia la buscó intensamente con la policía por todos lados, el hallazgo de su cuerpo fue casi por casualidad 19 días después. A más de nueve meses de aquel hecho la captura de una cámara de seguridad vincula su muerte a actividad paranormal.

En éste se puede ver a la chica que ingresa al ascensor del hotel y aprieta un botón para ir a un cierto piso pero el ascensor no responde. Luego se pone algo nerviosa y sale de la cabina mirando hacia afuera con incertidumbre. Luego vuelve a ingresar y pretender que el ascensor responda pero no pasa nada. Después, ya con cierto nerviosismo, toca todos los botones y se esconde. Sale del ascensor y sin tener a nadie cerca discute moviendo las manos de manera muy rara. 

Se la nota con miedo, como si estuviera en una escena de terror, como si alguien la estuviera persiguiendo. Lo llamativo es que Elisa no tenía antecedentes de trastornos psicológicos de ningún tipo y que, de acuerdo a los peritajes, no había consumido ninguna droga. Incluso el examen forense dictaminó que no se encontraron signos de violencia. Aunque, dijeron, no fue concluyente.

 

La aparición del cuerpo 

Ese 31 de enero fue el último día que se la vio con vida a la chica. Casi tres semanas después se encontró el cuerpo en el interior de un tanque voluminoso en la terraza del Hotel. ¿Cómo llegó el cuerpo hasta allí? No se sabe porque ninguna de las cámaras de seguridad muestran su ingreso a este tanque ni que nadie la llevó. Además los peritos indicaron que su ingreso era casi imposible por el tamaño del mismo.
 
Lo cierto es que hasta ese día que la descubrieron, la gente que se hospedó en el hotel tomó el agua de ese tanque y se higienizó con el mismo. La pudieron descubrir porque en los últimos días el agua tenía un sabor muy fuerte y el empleado de mantenimiento debió abrir el tanque para limpiarlo. 

Según indica el sitio web de TN, los medios locales confirmaron que un estudiante de Shaghái predijo exactamente la ubicación del cuerpo de Elisa Lam. Lo dijo en las redes sociales, pero no le hicieron caso.

Bernard Díaz, que vive en el Hotel Cecil desde hace 32 años, afirmó que escuchó un fuerte golpe en el piso de arriba la noche en que Elisa desapareció. Y dijo que su piso experimentó misteriosas inundaciones esa noche. "Cuando comuniqué lo que pasaba me dijeron que no había ninguna obstrucción en las tuberías entre la tercera y cuarta planta”, dijo el hombre de 89 años.


 

Comentarios

Otras Noticias