Historia

Con la magia de la producción: niños "apicultores" crearon caramelos de miel

En la Escuela Agrotécnica Ana Pérez Ciani de 9 de Julio, los estudiantes de primer año están experimentando una educación única en apicultura como parte de su currícula de "Animales Benéficos".
lunes, 8 de julio de 2024 15:40
lunes, 8 de julio de 2024 15:40

En la Escuela Agrotécnica Ana Pérez Ciani de 9 de Julio, los estudiantes de primer año están experimentando una educación única en apicultura como parte de su currícula de "Animales Benéficos". Bajo la tutela de la profesora Mariana Sosa y el instructor Said Bacur, los adolescentes no solo aprenden teoría en el aula, sino que también manejan personalmente un apiario, desde el cuidado de las colmenas hasta la producción final de miel y productos derivados.

La experiencia no solo es educativa sino también práctica: los estudiantes usan trajes especiales y aprenden las precauciones necesarias para trabajar con las abejas de manera segura. Para ello es muy importante crear confianza en los estudiantes, superando el temor inicial para que disfruten y aprendan de la experiencia.

Los profes a cargo de orientar a los chicos en apicultura.

El proyecto va más allá de la recolección de miel; los alumnos también se sumergen en la comercialización. "El proyecto nace con una idea de que los chicos puedan llevar a la práctica y ver que no solamente es la cosecha de la miel, sino que hay otras cosas que podemos llevar al mercado como materia prima de la miel. Tratamos que ellos busquen y conozcan, o sea, que tengan esa iniciativa de crear estos productos para que los puedan llevar a la venta y tener un beneficio económico", señaló Sosa a Diario La Provincia SJ.

Este año, están desarrollando caramelos caseros de miel, jengibre, limón y cúrcuma en las instalaciones de la escuela. Este proyecto no solo les enseña el proceso de producción industrial, sino que también les brinda habilidades empresariales, como la creación de marca y estrategias de marketing.

"Buscamos los elementos y ellos son capaces de fusionarlos, llevarlos al fuego, y después a través de moldes se realiza todo el proceso del caramelo en sí. Después se lleva al empaquetado y ellos también buscan el nombre de la empresa", agregó Sosa subrayando que este enfoque integral no solo fortalece sus conocimientos técnicos agropecuarios, sino que también fomenta el espíritu empresarial y la innovación entre los jóvenes.

Este proyecto de caramelos de miel ya fue presentado al ministerio de Educación.

TRABAJAR CON LAS ABEJAS A LOS 12 AÑOS

La Escuela Agrotécnica Ana Pérez Ciani, con su enfoque en jornada completa y un currículo dividido entre teoría y práctica, demuestra cómo la educación puede ser dinámica y relevante para las necesidades del sector agropecuario. Con una matrícula diversa de alrededor de 250 alumnos, la escuela no solo forma técnicos competentes, sino también ciudadanos conscientes de la importancia de la apicultura y la sostenibilidad ambiental.

El instructor y profesor Said Bacur, de Apicultura, contó a Diario La Provincia SJ que la escuela cuenta con una parte agropecuaria que implica estudiar los animales benéficos. Precisamente ahí es donde descubren la magia del mundo de las abejas. Para ello, los chicos aprenden todos los cuidados principales y métodos de seguridad para trabajar con este ser natural tan noble. 

"Comenzamos dándole charla a los chicos referidos al tema. Una vez que los alumnos se van interiorizando en el tema, empezamos a llevarlos a campo. Primero a hacer avistajes y vemos la teoría en el curso. Después la aplicamos en el campo. En este caso, para las colmenas, nos ponemos los trajes, los elementos de protección y visitamos las colmenas", explicó. 

"Lo primero que presentan los chicos es el miedo. O sea, como todo, piensan que los van a picar. Pero nosotros lo que primero tratamos es de que los chicos entren en confianza para que se sientan cómodos en el sector y en el lugar. En base a eso, empezamos a mostrar cómo trabajan las abejas, todo lo que ellas hacen para que los chicos se animen cada día más", agregó subrayando que el proceso es de a poco y con cuidado. 

Con cada zumbido de las abejas y cada caramelo empacado, los estudiantes de Ana Pérez Ciani están escribiendo su propio camino hacia un futuro prometedor y sostenible en el campo agropecuario argentino.

Comentarios