Crisis

Crisis presupuestaria de la UNSJ: cómo afectará el recorte de fondos a la actividad en las aulas

Ricardo Coca, secretario administrativo financiero de la UNSJ, enumeró las limitaciones que tendrán las unidades académicas.
lunes, 22 de abril de 2024 12:00
lunes, 22 de abril de 2024 12:00

Este martes, se concretará la Marcha Federal Universitaria en defensa del sistema de educación público y ante el pedido de actualizaciones presupuestarias. Ello se concreta en medio de una crisis del sistema y en la que la UNSJ ya tomó las primeras medidas que afectarán el trabajo en las aulas, indefectiblemente. 

Ricardo Coca, secretario administrativo financiero de la UNSJ, resaltó a radio AM1020 que "esperamos una convocatoria que sea masiva. El presupuesto actual nació en septiembre del 2022 y durante el 2023 impactó la inflación y ahora en 2024 mucho más. Manejamos un importe de enero de 2023 y la verdad, que es muy complejo cuando hemos tenido un incremento interanual del 659% de la energía eléctrica y de prácticamente 300% del agua. Son 2 insumos sin tener todavía en cuenta el gas, que todavía no lo estamos utilizando intensivamente. Podemos decir que el 40% del presupuesto para estos funcionamientos está dentro de servicios".

Resaltó que una de las consecuencias directas de la limitación presupuestaria es que "vamos a tener un año donde no vamos a poder hacer ningún tipo de compra de equipamiento. Lo que se rompa lamentablemente quedará así, salvo las prioridades que tengamos de higiene y seguridad. No se van a poder organizar congresos que habían previsto, no vamos a poder de alguna manera tener una actividad de campo que necesitan los alumnos en su formación".

Coca se refirió a lo que interpretó como chicana política del Gobierno nacional sobre controles de gastos. "Nosotros estamos sometidos a auditorías permanentes de la Auditoría General de la Nación. Cada 3 meses nosotros enviamos nuestro informe de balance".

En ese contexto, en la UNSJ están tomando medidas de ahorro. "Lo primero fue la racionalización eléctrica que arrancamos desde enero, garantizando más que nada lo que es que el aula. Se bajó el consumo en lugares comunes, utilizando medidores, poniendo medidores extras, y va a ser un año en que no va a haber un peso para gastos de equipamiento. Esto va a ser un atraso muy significativo. Estoy hablando de las cosas con las que trabajan tanto el personal como lo que necesita el docente en el aula: proyector, elementos químicos, entre otros. Es un atraso de un año en el que mayormente vamos a pagar servicios para que todo pueda funcionar"

 

Comentarios