Educación

Una escuela en Médano de Oro quiere crear su propia marca para generar sus ingresos económicos

Se trata de la escuela CENS Médano de Oro que nació hace 3 años y que cuenta con una matrícula de 80 alumnos de zona rural.
lunes, 14 de noviembre de 2022 15:25
lunes, 14 de noviembre de 2022 15:25

Generar sus propios ingresos para seguir creciendo en infraestructura y capacitación para los alumnos. Con ese objetivo, la comunidad educativa del CENS de Médano de Oro sueña con crear su propia marca productiva para salir al mercado. 

Este establecimiento comenzó a funcionar en el 2019 a partir de que se vio que muchos chicos no habían podido terminar el secundario. Actualmente cuenta con una matrícula de 80 alumnos divididos en los 3 años, con una división cada año. Dado que es una zona rural la orientación en Perito Agroindustrial con especialidad en Producción Vegetal, Producción Animal, Agroindustrial. 

"La idea de la escuela es dar la formación a los chicos y las herramientas para que logren un emprendimiento y autonomía. La mayoría de los chicos trabajan en la finca y la idea es dar las posibilidades para mejorar su calidad de vida", explicó el director Carlos Tricoli, director del CENS Médano de Oro, a Diario La Provincia SJ.

En este camino el sueño de tener su propia marca es el que alimenta los planes de los docentes y alumnos. Para ello crearon la marca Ashpai que es un vocablo huarpe que quiere decir "mi tierra". Este nombre nació tras un debate entre todos los alumnos y fue elegido por lo que significa.

"Se hizo una lluvia de idea con diferentes nombres, se sometió a una votación y ya quedó como definitivo", destacó el profesor Daniel Zaragoza, de la materia Agroindustria desde donde se les enseña la producción de licores, dulces, productos regionales y cerveza artesanal.

En esta materia los chicos hacen diferentes aprovechamientos de la materia prima. Por ejemplo, con la frutilla se hizo licor al agua y con la pulpa se realizó mermelada. Para todo ello, los chicos se capacitan en manipulación de alimentos y buenas prácticas de manufactura. 

"La idea es tener habilitada la sala de agroindustria para tener una marca y salir a vender. Para el año que viene está el proyecto de hacer la sala y para el otro, en el 2024, tener todo habilitado", señaló el profesor. 

Para ello, la escuela buscará cumplir equipar la sala con los requerimientos de Salud Pública y tener un establecimiento apto para producir. En la escuela no hay un espacio exclusivo para eso como pide la cartera sanitaria pero sí pueden trabajar con otra categoría como los productos artesanales. 

"Sería lindo para la escuela y los alumnos. Que ellos puedan visualizar que pueden proyectarse ellos mismos como empresa", destacó el director a lo que el profesor agregó: "la idea es que sea sustentable, vaya creciendo y tener financiamiento para que crezca más".

Pero hay otro objetivo también que subyace a todos y es que los alumnos tengan su oficio una vez que egresen. "Tal vez no sea su principal ingreso pero podrán dedicarse a vender y les vendrá muy bien", señaló el profesor.  

Belén Munisaga es alumna de tercer año, que es la segunda promoción que egresa de la escuela en este 2022. "Me gustaría seguir la carrera de ingeniería Industrial. Gracias a Dios, el apoyo de los profes es mucho porque con todos nuestros problemas de que somos adultos y tenemos hijos, a veces se complica", subrayó Belén. 

 

 

Comentarios