Transporte

Caída en ventas de combustibles: estacioneros sanjuaninos encaran con preocupación el segundo semestre

Luego de una nueva actualización en el impuesto nacional que elevó los precios, el sector busca la recuperación.
martes, 2 de julio de 2024 07:56
martes, 2 de julio de 2024 07:56

Los precios de las naftas y el gasoil aumentaron este 1 de julio de un 4% a un 7% en distintos puntos del país. La actualización en los valores responde al incremento parcial en el impuesto a los combustibles líquidos (ICL) y al dióxido de carbono (IDC) de apenas el 1%, junto a la devaluación mensual del 2% del dólar y al último ajuste en el precio de los biocombustibles autorizado por la Secretaría de Energía.

En San Juan, el incremento se dio en alrededor del 7% y por ejemplo, la nafta súper ya superó la barrera de los mil pesos. Ello se da en un contexto de baja sostenida en las ventas del primer semestre, lo que preocupa al sector estacionero.

"Se aplicó un nuevo aumento del impuesto que grava los combustibles; se recalcula y el fisco lo aplica. Esto está atrasado y este año, tomó el ritmo de actualización pero se supone que en algún momento, esto se terminará. No debería extenderse mucho
tiempo más, haciendo una estimación y sería bueno ya que estamos en un escenario de bajas ventas. Durante años destacamos que el combustible en nuestro país estaba atrasado en sus valores pero, actualmente, ya estamos cerca de ser competitivos con los precios de Chile", explicó a Diario La Provincia SJ, Analía Salguero, integrante de la Cámara de Expendedores de Combustibles de San Juan.

En ello, resaltó que en el sector "el consumo está en baja y es significativa ya que no baja del 20%, en comparación interanual. Esto no quiere decir que la gente no use sus vehículos sino que se reorganizó. Si en una familia hay dos, guardan uno y con ese, se manejan. También, se vuelcan más a utilizar el transporte público. Hay estacioneros que han manifestado su preocupación por la situación".

La empresaria y referente de estacioneros marcó que "la baja de venta en volúmenes afecta, por supuesto, a la estructura de los negocios. Comienza a quedar en riesgo el equilibrio ya que los costos son altos mientras que no se gana rentabilidad. Lo que queda es esperar cómo seguirá el escenario económico".

En ello, los estacioneros no sólo siguen apostando a diversificar los servicios sino a aplicar más promociones para fomentar ventas. "Pensábamos recuperar más ventas con el intenso frío, que invita a movilizarse más en vehículos particulares pero el movimiento es muy débil aún", dijo.

 

 

Comentarios