Obras

Se reactivaron los procesos de expropiación de terrenos para la Ruta 40 Sur

Tras un freno que casi coincidió con el parate de la obra, nuevamente los abogados recontactaron a los propietarios de terrenos para tratar las ofertas.
miércoles, 23 de septiembre de 2020 00:00
miércoles, 23 de septiembre de 2020 00:00

En noviembre del año pasado, la Dirección Nacional de Vialidad comenzó a notificar a los propietarios de terrenos en las zonas afectadas por la obra de la Ruta Nacional 40 entre San Juan y Mendoza de los valores que ofertaban por expropiar partes de terrenos para la calzada. Algunos procesos comenzaron sus expedientes y otros, directamente no iniciaron aunque cumplieron por darse por notificados.

Dos propietarios de fincas en el departamento Sarmiento destacaron a Diario La Provincia SJ que nuevamente fueron contactados telefónicamente por abogados para continuar los trámites. Los letrados representan al Tribunal de Tasaciones de la Nación y abordan los detalles de las propuestas en las que se considera la superficie a expropiar, la ubicación y la forma de pago. El primer paso es evaluar el precio ofrecido y que puede aceptarse o negociarse.

Esto coincide con la negociación sobre la posibilidad de reactivar en corto tiempo la obra, que quedó en pausa por la situación legal de la empresa Green. "Estamos trabajando con el gobernador Sergio Uñac y el ministro de Infraestructura Ortiz Andino para reactivar la ruta 40 Sur. Estamos cerca del objetivo de reiniciar la obra y para eso se manejan dos opciones: una que la empresa que está en concurso de acreedores ceda el contrato o se resigne y se vuelva a licitar, son las dos opciones. Vamos por la primera y creemos que podemos tener buen resultado", manifestó el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis en conferencia de prensa en su visita a la provincia este 15 de septiembre.

La empresa mendocina Green SA, encargada de la construcción de dos tramos que suman 50 kilómetros de la Ruta 40 Sur, se presentó el año pasado en convocatoria de acreedores, lo que generó que las obras estén paradas y sin que haya fecha probable para retomar las tareas.

La constructora necesita avales bancarios para seguir recibiendo los pagos y por su situación ninguna entidad se los quiere dar y por eso los quiere reemplazar por un seguro de caución, a través de compañías aseguradoras. Hasta tanto logre resolver esa situación,  no contará con los recursos necesarios para darle continuidad a los trabajos y por eso, el Gobierno negocia su salida de la obra.

 

Comentarios