Mínimo de trabajo

Crisis automotriz en San Juan: Para evitar despidos, Delphi y el Sindicato llegan a un acuerdo de régimen laboral

El acuerdo de régimen de suspensión implica trabajar un día por semana durante mayo y dos días por semana de junio a agosto. Los trabajadores cobrarán un alto porcentaje de sus salarios y realizarán tareas de mantenimiento en pocas jornadas laborales.
jueves, 08 de mayo de 2014 07:00
jueves, 08 de mayo de 2014 07:00
Las autoridades de la empresa Delphi Automotive, ex TCA.SA (Tecnología en Componentes Automotrices) y el Sindicato de Obreros Plásticos firmarán hoy el acuerdo salarial que involucra a 450 trabajadores que fueron suspendidos a raíz de la crisis que atraviesa el sector automotriz del país. Las negociaciones sobre el régimen de trabajo, que se implementará en la planta de Santa Lucía, se desarrollaron en los últimos días y el acuerdo quedará firmado en el ámbito de la Subsecretaría de Trabajo.

El régimen de suspensión de los trabajadores abarcará los meses de mayo, junio, julio y agosto. Durante mayo los trabajadores tendrán 16 días de suspensión y solamente deberán concurrir un día por semana a la planta fabril, mientras que durante junio, julio y agosto los empleados trabajarán 8 días por cada mes. El acuerdo entre los empresarios y el sindicato establece que mientras esté vigente la medida de suspensión de tareas la empresa no podrá prescindir de ninguno de los empleados.

Rolando Manzanelli, vocal Titular de la Comisión Nacional del Sindicato de Obreros Plásticos, expresó a Diario La Provincia que durante estos meses los trabajadores no tendrán que realizar su aporte al sindicato ni a la obra social con la finalidad de que la economía de sus familias no se resienta. El acuerdo indica que se pagará el 75% del salario no remunerativo, más una suma de $200 y los empleados no sufrirán los descuentos que aportaba al sindicato ni habrá reducción en el ítems de antigüedad. Manzanelli calificó de positivo el acuerdo porque en promedio un trabajador que percibía $9500 cobrará una suma cercana a ese monto.

También en el acuerdo las partes incluyeron un incremento en un ítems de presentismo que se abonará desde septiembre y que alcanzará los $300, que en la actualidad equivale a $50. Manzanelli expresó que lo importante es mantener las fuentes de trabajo y esperar que la situación mejore en los próximos meses, ése es el deseo de todos.
 
La planta producía mazos de cables para la industria automotriz y cuenta con 450 empleados en el área de Producción, Mantenimiento y Administración. Todos ellos fueron suspendidos y se reintegraron a sus trabajos el lunes 5 de mayo después de 15 días sin trabajar. Los únicos que quedaron en pie laboral son los 50 empleados del sector de la gerencia y logística.

Comentarios