Orgullo

Amir Fernández, el sanjuanino que firmó con River: "me gustaría llegar a la Selección"

Tiene 12 años y maravilló a los reclutadores de Núñez. Volvió a la provincia por Semana Santa y estuvo visitando el club que lo vio nacer futbolísticamente.
domingo, 4 de abril de 2021 21:46
domingo, 4 de abril de 2021 21:46

Amir Fernández tiene 12 años y está en medio de una fantasía que se volvió realidad. La mitad de su vida la ha pasado atado a una pelota y eso ahora le abrió las puertas a uno de los clubes más grandes del mundo: River Plate. El sanjuanino se probó en Núñez y en cuestión de horas le ofrecieron un contrato para quedarse en la cantera millonaria.

Este fin de semana, Amir volvió a San Juan para pasar Semana Santa junto a su familia. Sin embargo, la redonda pudo más y no se resistió a pasar tiempo en el Club que lo vio nacer futbolísticamente y que hoy lo señala orgulloso. Desde allí, y antes de volar nuevamente a Buenos Aires este domingo en la tarde, dialogó con Diario La Provincia SJ y contó cómo vive este momento soñado.

"Comencé a jugar al fútbol con mis vecinitos, pero al poco tiempo me llevaron al club Marquesado. Estuve un tiempo en Sportivo, luego en San Martín y mis papás me mandaron al campus de Germán Salla. Tenía entrenamientos todas las mañanas y me iba muy bien", contó el deportista.

A los diez años llegó al Centro Integral de Entrenamiento de Salla y fue allí en donde conoció al cazatalentos Alberto Arrieta quien le daría la oportunidad de probarse en Buenos Aires. "Me dijo que me iba a llevar a River y cumplió. Hicimos la prueba de fútbol en un entrenamiento de 13.30 a 18.30. El profe me puso primero con los de Metropolitana pero después me pidió que me cambiara la pechera y me puso con los de AFA. Cuando terminó el entrenamiento el profe dijo que andaba muy bien y que tenía mucho potencial así que me iba a fichar", recordó Amir sobre el suceso de hace un mes.

Desde entonces, el adolescente está instalado a pocos metros del club junto a su mamá Belén Montenegro y su papá Cristian quien ya vivía desde hace algún tiempo en Buenos Aires por motivos de trabajo. "Le llamaron a mi papá y le dijeron que me iban a fichar. Hicieron una llamada por zoom y lo hicieron. Todo esto no podría haber sido posible sin la ayuda del presidente del club Marquesado, Ismael Luna". 

Más allá de pulir su talento con la redonda, Amir tiene que terminar la escuela y de eso también se encarga la máquina millonaria. "Esta semana voy arrancar con el colegio. A las siete pasará una combi a buscarme para llevarme a la escuela. Cuando salgo, me llevan a buscar la vianda, almuerzo en el colectivo y de ahí llegamos a entrenar". 

Si bien todavía no arranca con sus estudios, ya ha estado entrenando en el club. "En mí no ha cambiado nada. Sigo jugando de volante, así que por ahora lo único que cambió fue el clima. Por suerte tengo el apoyo gigante de mi familia, a ellos les encanta que juegue, son mis fanáticos", dijo entre risas. 

Ante este logro, es imposible no pensar en el siguiente gran paso en su carrera. "Me encantaría entrar en la Sub15 en la Selección", sentenció.

Comentarios

Otras Noticias