Fútbol

Hernán Pascual, desde el interior de San Martín: "Muchas veces nos sucedió lo que parecía imposible"

Es abogado, pero desde hace dos años convive con el plantel y maneja sus redes sociales. Conocé cómo vive las últimas horas antes del partido de este domingo.
sábado, 06 de abril de 2019 23:13
sábado, 06 de abril de 2019 23:13

Hernán Pascual es parte de la familia Verdinegra. Su papá lo llevó a la cancha con tan solo 4 años y desde entonces es un fanático de los colores de Concepción. Hace dos años tuvo la oportunidad de llevar su pasión a otro nivel y ahora se encarga del manejo de sus redes sociales.

"Vengo a la cancha desde los 4 años con mi papá, tengo 25 así que es casi toda mi vida. En ese entonces el club no era tan grande como es hoy, pero el destino quiso que hoy esté trabajando en San Martín. Entré en el 2017 cuando se instauró la Superliga, con un proyecto de modernización de las redes sociales. Estoy permanentemente con el plantel profesional porque también me encargo de las fotos. No son mi fuerte pero somos un club que siempre la peleó de abajo y cada uno aporta lo que puede", contó en diálogo con Diario La Provincia. 

Pasa horas en el club, ya sea con la primera, la reserva e incluso las inferiores, captando los mejores momentos de los jugadores. "Mi familia y mi novia lo sabe. He tenido varias discusiones por poner al club antes que otras cosas. Creo que es algo que nos pasa a muchos argentinos. Más allá de que ahora trabajo acá, San Martín es mi vida y me levanto pensando qué puedo hacer, qué aspectos mejorar", agregó. 

Aunque muchas veces se ve solamente a los que salen a la cancha, detrás de los flashes hay muchas personas que trabajan diariamente. "Hay un grupo muy grande que trabaja por San Martín. Más allá de la dirigencia Pelusa y Fernando Tapia que es el delegado de inferiores de AFA, hay muchos empleados que estamos en el día a día, Abel y Joel que son los utileros, con los chicos de mantenimiento, con el cuerpo médico, Viru, Germán, Lucas, Andrés, Chivo, estamos todos juntos casi todo el tiempo y esto va más allá de un trabajo", aseguró. 

Espectador de lujo

Cuando las cámaras se apagan quedan las charlas de vestuario y allí Hernán está presente. "Postpartido hubo desazón por no haber aprovechado las situaciones que tuvimos en el primer tiempo, pero la tranquilidad de que todavía estábamos con chances. Quizás después del partido con Argentinos nos veíamos un poco más muertos de lo que realmente pasaba. Más allá de que no se pudo ganar en Santa Fe, hubo otras voces de aliento. He ido prácticamente a todas las canchas de los equipos de la Superliga y se hace sentir el ser visitante. Es difícil ganar en esa condición pero más allá de eso se consiguió un punto y disminuir la brecha con Patronato". 

Tantos años apoyando a esta camiseta le han dejado recuerdos imborrables. "Mi momento favorito supongo que coincide con el de muchos, en el 2007. Me acuerdo patente ese día, yo tenía 13 años, estaba en la Popular Sur con mi papá y un amigo. Íbamos perdiendo 2 a 1 y una persona que estaba ahí empezó a decirnos "vamos muchachos tengan fe que se puede". Vino el gol de Brusco y a los siete minutos el de Tonelotto. Sobre todo me acuerdo de esa persona que nos alentaba y sucedió lo que parecía imposible y apelo a esa chispa mañana".

Pálpitos

En esta etapa hay dos posibilidades, mantener la categoría o descender, pero sin dudas Hernán confía en el primer resultado. "Tenemos nerviosismo pero somos un club al que siempre le han costado mucho las cosas. Hemos ascendido en situaciones en las que nadie podía pensar que íbamos a ascender y terminó pasando, como en el 2007 con el gol de Tonelotto sobre la hora; después la promoción con Rosario Central, estábamos en la lona y terminamos resucitando, ascender por promoción en casa de Gimnasia, son momentos puntuales en la era moderna del club que nos dan mucha esperanza. Existe la chance y desde nuestra parte tenemos la fe intacta de que mañana vamos a terminar festejando o por lo menos forzando el desempate". 

"Este semestre no se dieron los resultados. Tuvimos muchas chances que no supimos aprovechar por diferentes circunstancias. Tal vez también faltó esa cuotita de suerte que hemos tenido en otros torneos. Se nos escaparon partidos sobre la hora con puntos que hoy nos darían tranquilidad. Siempre hemos tenido que pelearla desde abajo y nos hemos sabido sobreponer, espero que mañana solo sea una piedra más y que se nos de el milagro de que Patronato no sume de a 3", aportó.

Nadie quiere pensar en lo que pasaría si el conjunto de Concepción cae este domingo, pero la situación puede darse. "Se seguirá trabajando de la misma manera, seguramente con tristeza. Se va a seguir luchando, el club se ha sabido sobreponer del descenso. Nos hemos acostumbrado a jugar en primera pero creo que es algo que no hemos sabido sobredimensionar. No es fácil para una estructura del interior, que está muy lejos de todo. Cuando tenemos que salir afuera de la provincia, si no es a Buenos Aires que se llega en avión, es en colectivo porque no tenemos conectividad. Son viajes muy grandes, extenuantes. A esto lo vivimos con mucha pasión pero sabemos que es solo deporte y el club sabrá reponerse. Se armará otro plantel y se intentará luchar por devolverlo a donde corresponde que es la primera, pero esperemos que esto no pase", manifestó categóricamente. 

La energía

Este domingo el Verdinegro será local y necesita más que nunca hacer valerlo. "El club necesita mucho de sus hinchas, y gracias a Dios, en los últimos partidos la gente acompañó y se hizo sentir. La cancha estuvo casi en un 100% y eso es muy importante, sobre todo teniendo en cuenta la situación del país, sabemos que no es fácil pagar una cuota o una entrada. A los jugadores los motiva mucho y no tengo dudas de que mañana va a ser así. Creo que el hincha de San Martín disfruta del juego y si no se dan los resultados, sabemos que no va a haber violencia.  
Los jugadores están con ganas desde un primer momento. Hubo quizás unas situaciones puntuales en los partidos que nos llevaron a perder puntos, pero la fe está intacta. El Yagui le mete muchas ganas en todos los entrenamientos. Si tuviera que darles un mensaje a los hinchas y jugadores diría: con fe que todo se puede, como dice la canción, merecemos bellos milagros y ocurrirán", sentenció. 

 

Galería de fotos

Comentarios