Proyecto

"Si no estudiás, no jugás": el proyecto de Juan Sebastián Verón que llegó a Dubai

El presidente de Estudiantes de La Plata es uno de los ponentes invitados al Global Education & Skills Forum.
sábado, 23 de marzo de 2019 14:36
sábado, 23 de marzo de 2019 14:36

Diez años atrás, Juan Sebastián Verón también estaba en los Emiratos Árabes. Por entonces jugaba la final del Mundial de Clubes contra el ya mítico Barcelona de Guardiola, Messi y compañía. Era el capitán de aquel Estudiantes de la Plata. Ahora es el presidente y las cosas cambiaron: no está en Dubai por fútbol. O sí: más bien está por la educación ligada al fútbol.

Verón es uno de los 260 speakers que colman el Atlantis Hotel, donde se lleva a cabo el "Global Education & Skills Forum", que organiza año a año la Fundación Varkey y congrega figuras de la política, la educación, el espectáculo y el deporte; una suerte de "Davos educativo", comparan, que el domingo tendrá su plato fuerte en la ceremonia que premia al "mejor maestro del mundo" y tiene a un argentino entre los diez finalistas.

La Brujita disertará mañana. Hablará sobre el proyecto educativo que lleva adelante en Estudiantes desde que asumió hace ya cuatro años: la primera escuela secundaria obligatoria destinada exclusivamente a los jugadores de las divisiones inferiores del club.

El bachillerato persigue un lema que, incluso, será el eje de su ponencia: "Si no estudiás, no jugás". No es nuevo. Ya se han escuchado consignas similares en otros clubes, aunque, en la práctica, se suele priorizar lo deportivo.

"Es una consigna que se repite, pero nosotros lo tomamos en serio. No fue algo sencillo, pero entendieron que el fútbol y la educación es un único proyecto y convergen inevitablemente. Es una decisión política. Yo no tengo que ir a convencer a alguien. Te cuento el proyecto, cómo se desarrolló y de qué modo debería terminar, y todos tienen que estar alineados", le dijo a Infobae.

-Supongo que debe haber costado hacerlo entender al principio

-Fue difícil. Es un cambio de raíz. Es complejo hacer entender al técnico que se te deprime porque no tiene a los chicos a disposición. Los chicos quieren jugar, no se quieren quedar afuera. Y los que juegan quieren ganar y a veces no comprenden que los "mejores" no los pueden ayudar en la cancha. Hemos llegado a perder partidos 6 a 0 porque quedaban afuera chicos que no tenían buenas notas. Es entender que no pasa nada, que es un partido, y que el camino sigue.

-¿Por qué el vínculo de la educación con el fútbol?

– Primero, la educación es un derecho que tienen los chicos. Obviamente por una necesidad, por la formación del deportista. Por un lado es darle herramientas en caso de que no llegue, pero también creo que completa al jugador que se logra consolidar en Primera. Le permite tener el poder de decisión sobre su carrera. Poder elegir qué hacer y qué no hacer.

Verón le regaló una camiseta firmada a Martín Salvetti, el docente argentino nominado
Verón le regaló una camiseta firmada a Martín Salvetti, el docente argentino nominado
-¿Cuánto de esa "obsesión" surge porque vos no pudiste terminar tus estudios?

-Sin ningún tipo de dudas en el camino algo me faltó. Vos pones en manos de otros decisiones que tienen que ser tuyas. Tanto decisiones deportivas como económicas.

-Tema representantes…

-Si. ¿Por qué no vos podes decidir sobre tu carrera? Entiendo que no es algo sencillo y necesitás alguien que te acompañe, pero dejar tu carrera en manos de otra persona no me parece lógico. No está bien. Estudiar te da herramientas para darte cuenta. Por ahí con 16 o 17 años tenés que tomar decisiones difíciles para esa edad y no estás preparado para eso.

-¿Cuáles son los primeros resultados que están viendo?

-Lo primero es la salida que se le da al chico que no sigue en el club o incluso no sigue en el fútbol. Muchos vienen del interior y que puedan irse con el secundario terminado les permite arrancar desde otro lugar, que no se les venga el mundo abajo. Ya de por sí es un mazazo que el fútbol no te permita cumplir el sueño. Tratamos de que al menos tengan una herramienta.

-Es que de hecho la mayoría no llega…

-También se trata de hacerles entender que de los 160 chicos que hay en el colegio, seguramente 140 o 150 no lleguen.

-Imagino que deben trabajar con muchos chicos en situaciones vulnerables. ¿Cómo se los acompaña?

-Sí, encontrás mucho. Se trabaja en forma integral porque también hay chicos con buen pasar económico y conviven todos dentro de un aula. La convergencia es saludable, pero para el profesor es un desafío. Trabajan con una brecha enorme: llegan chicos con carencias, que no saben escribir y del otro lado hay otros que no les falta nada. Por suerte de a poco se va achicando.

-¿Hay una idea de extender el proyecto educativo a estudios superiores?

-No es fácil, pero la idea está. Sobre todo por la necesidad de adaptar la metodología a las necesidades del chico. Hay que entender que no se pueden llevar 15 libros a la casa para dar un examen al otro día porque también hacen un sacrificio. Vienen de lejos, llegan a las 8 de la mañana, entrenan, necesitan descansar. Eso es fundamental: ayudarlos, comprenderlos para que puedan terminar sus estudios.

Fuente: Infobae 

Comentarios