Medida

El ciclista belga denunciado por la mesera fue expulsado de la Vuelta a San Juan

Eiclista Iljo Keisse pidió disculpas y pagó una multa por la foto que se sacó con una mesera sanjuanina pero no alcanzó y lo terminaron expulsando.
miércoles, 30 de enero de 2019 00:00
miércoles, 30 de enero de 2019 00:00

Las disculpas no bastaron y este martes en la noche la organización de la Vuelta a San Juan decidió expulsar al ciclista Iljo Keisse (36), que había tenido una pose obscena cuando una mesera sanjuanina quiso una foto con él. El pedalero belga brindó este martes una conferencia de prensa para pedir disculpas por el gesto que tuvo pero no alcanzaron. Antes había pagado una multa de 3 mil pesos impuesta por el Tribunal de Faltas de San Juan. 

"La organización ha tomado la decisión de poner fuera de carrera al ciclista Iljo Keisse por comportamiento que atenta a la reputación y honor de la organización de la Vuelta a San Juan, de la UCI y del Ciclismo en general", informaron. Previamente habían descataco que "un licenciado deberá tener en todo momento una presentación correcta y comportarse convenientemente en todas las circunstancias, incluso fuera de las pruebas. Deberá abstenerse de actos de violencia, amenazas, injurias, y cualquier otro comportamiento descortés o que ponga a otros en peligro. No podrá perjudicar con palabras, gestos, escritos, u otro modo, la reputación o poner en entredicho el honor de otros licenciados, oficiales, patrocinadores, federaciones, UCI y ciclismo en general".

Las disculpas no bastaron

Las primeras palabras de Iljo Keisse, tras el escándalo, fueron a través de un escrito que leyó la traductora en la que él, entre otras cosas, asegura que lo que hizo fue "estúpido", que quiso hacer una "broma" y pidió disculpas varias veces no solo a la chica sanjuanina sino también a su equipo, a la organización y a los argentinos.

"No quería ofenderla ni a ella ni a nadie", aseguró el corredor después de que los periodistas escucharan su descargo y comenzara la rueda de prensa. Luego aseguró que tiene "un cierto rol y un peso dentro del equipo" y que por eso intenta "ser un corredor ejemplar cada día" pero esto fue un "error" que se dio "sin pensarlo en una fracción de segundo". 

"Consideramos ir a la cafetería y pedirle perdón, lo haré lo antes posible", destacó subrayando mil veces que cometió un "error" y que el gesto fue "estúpido". "No la toqué, no soy un criminal, soy humano, cometí un error. Hemos venido a Argentina a correr esta Vuelta a San Juan, estoy muy dolido por esto pero quiero continuar corriendo", finalizó.

Comentarios