Tras la foto

Iljo Keisse tras la denuncia de la mesera sanjuanina: "quiero pedir perdón a esa chica, cometí un error"

El corredor belga del Quick Step dio detalles de lo que ocurrió previo a la polémica foto y reconoció que quiso hacer una broma y cometió un error. Aseguró que por esto, su esposa la está pasando mal en su país.
martes, 29 de enero de 2019 14:32
martes, 29 de enero de 2019 14:32

Finalmente, y a 96 horas de la foto del escándalo, el ciclista Iljo Keisse (36) brindó una conferencia de prensa con la que pidió disculpas por el gesto que tuvo para con la mesera sanjuanina que lo denunció en la Comisaría Primera. El pedalero había hecho una pose considerada por muchos como obscena y ante la repercusión alcanzada a nivel internacional decidió hablar. 

Las primeras palabras fueron a través de un escrito que leyó la traductora en la que él, entre otras cosas, asegura que lo que hizo fue "estúpido", que quiso hacer una "broma" y pidió disculpas varias veces no solo a la chica sanjuanina sino también a su equipo, a la organización y a los argentinos.

"No quería ofenderla ni a ella ni a nadie", aseguró el corredor después de que los periodistas escucharan su descargo y comenzara la rueda de prensa. Luego aseguró que tiene "un cierto rol y un peso dentro del equipo" y que por eso intenta "ser un corredor ejemplar cada día" pero esto fue un "error" que se dio "sin pensarlo en una fracción de segundo". 

"Consideramos ir a la cafetería y pedirle perdón, lo haré lo antes posible", destacó subrayando mil veces que cometió un "error" y que el gesto fue "estúpido". "No la toqué, no soy un criminal, soy humano, cometí un error. Hemos venido a Argentina a correr esta Vuelta a San Juan, estoy muy dolido por esto pero quiero continuar corriendo", finalizó.

El descargo que leyó la traductora

“Primero tengo que decir que es muy desagradable estar en esta situación. Quiero dar mi punto de la historia, de lo que pasó, para que puedan entenderlo mejor porque se han dicho y escrito muchas cosas.

Al mediodía del viernes llegamos a un bar después de entrenar. Estaba en medio de la calle y paramos a tomar un café. Estábamos todo el equipo, tomamos un café, lo pagamos, dejamos algo de propina y al marcharnos, la camarera nos pidió hacer una foto con nosotros. Nos la hicimos, una más de las 500 fotos que nos hacemos cada día y ella nos pidió hacernos otra foto. Nos pusimos en otra posición y en un estúpido momento yo hice un estúpido gesto con mi mano del que me arrepiento.

Quiero dejar cien por ciento claro que no la toqué, ni con mi mano, ni con mis rodillas, no la toqué. En ese momento no hubo una reacción de la chica; había más gente, estaban mis compañeros del equipo, los directores, personal del equipo gente de la calle de aquí de San Juan y gente del equipo que me conoce bien. Se que cometí un estúpido error del que me arrepiento pero no llegó mas lejos de ahí, le dijimos adiós, cogimos nuestras bicicletas y volvimos al hotel. No ha sido mi mejor broma que he hecho en mi vida pero es lo que sucedió.

Quiero pedir perdón especialmente a esta chica, cometí un error, me he dado cuenta y no va a volver a suceder. Quiero pedir perdón a todo el mundo, no solo a la chica sino a la gente de toda la Argentina y a todo el mundo que se ha sentido ofendido por el gesto. También a la organización de la carrera y a mi equipo. Quiero pedir perdón porque ha sido una cosa estúpida, no puedo hacer más en este momento, pedir perdón y prometer que no va a suceder más veces. He cometido un error, soy humano. Me he sentido tratado como un criminal, entiendo que no son días fáciles para la chica pero tampoco lo están siendo para mi, para mi mujer y mis hijos que ahora están en casa. Creo que ahora las cosas están bajo control y quiero continuar centrándome en la carrera”

 

Comentarios