Fútbol

Blandi le sacó el invicto a Armani, pero todo terminó en un nuevo empate

San Lorenzo y River volvieron a repartir puntos en su cuarta intervención en la Superliga. Quintero, el autor del gol para la banda.
sábado, 01 de septiembre de 2018 21:57
sábado, 01 de septiembre de 2018 21:57

San Lorenzo y River animaron un lindo clásico en el Nuevo Gasómetro pero siguen sin poder ganar en lo que va de la Superliga. Con el viento de cola de la clasificación a cuartos de la Libertadores, el Millo arrancó mejor y encontró la ventaja con un golazo de Quintero, pero se fue quedando y el Ciclón llegó justamente a la igualdad a través de Nico Blandi, quien terminó con el gran invicto de Armani.

Justamente la primera llegada de riesgo tuvo al arquero de River como protagonista, sacando muy bien un remate cruzado de Reniero. Pero a pesar de la temprana lesión de Nacho Fernández (adentro Enzo Pérez), el Millo se llenó de fútbol con Quintero y Borré, más las escaldas de Montiel y Casco, pero esta vez no estaba fino Pratto arriba.

Juenfer dejó el primer aviso con un mano a mano que sacó Navarro, pero al toque se mandó una apilada deliciosa y acomodó el 1-0 contra un palo: primer grito de River en cuatro partidos. Antes, el árbitro Baliño se había tragado un penalazo de Enzo Pérez, quien soltó el codo en el área para desviar un remate de Moyano.

Pero la historia viró en el complemento. San Lorenzo recuperó protagonismo a partir del buen partido de Mouche y River se fue quedando, con el lógico trajín de lo que fue la semana copera. Gallardo lo vio e hizo los cambios en el momento justo, pero el Pity mandó a las nubes la primera que tuvo y al toque llegó el empate de Blandi, de cabeza tras pelota parada. Maidana y Pinola lo habían mantenido fuera de zona de influencia toda la noche, pero el ex Boca justo quedó emparejado con Borré y no perdonó.

River y San Lorenzo se transformaron en Deportivo Empate, al menos a nivel local, y sólo pueden sumar de un poroto en la tabla. Los dos buscaron ganarlo siempre y el punto terminó siendo más que justo en el Bajo Flores.

Fuente: Olé.

Comentarios