Historias

Tobares y Alaniz recordaron 2 anécdotas como hinchas de Boca y River

En viajes pasados, los hinchas de los dos clubes que se enfrentarán este sábado en la primera final de la Copa Libertadores, contaron anécdotas que marcaron sus viajes de aliento.
sábado, 10 de noviembre de 2018 09:00
sábado, 10 de noviembre de 2018 09:00

Con cientos de momentos disfrutados e historias que quedarán en sus recuerdos siguiendo a los clubes de sus amores, las filiales de Boca y River en San Juan recordaron anécdotas vividas en los viajes que no olvidarán.

"Final Libertadores 2015, fuimos a Buenos Aires, sólo pudimos ir tres, cuando llegamos nos dijeron que no estaban las entradas y arrancamos la odisea de conseguirlas, teniendo el cuidado de no comprar truchas. Algo realmente horrible, estar a 3 cuadras del estadio y no tener entrada. Caminamos muchísimo y recién 2 horas antes de que comience el partido, por suerte pudimos conseguir, no fueron muy baratas pero el final lo compensó", recordó entre risas Dardo Alaniz de la filial de River Plate a Diario La Provincia.

Pero el amor también se comparte entre los clubes, no tan sólo dentro de los colores que un hincha ama, sino también con el rival Por ello, los hinchas de la filial de Boca Juniors en la provincia, pasaron un divertido momento, de susto que se convirtió en amistad.

"En uno de los últimos viajes que hicimos a Mendoza, cuando ya volvíamos del partido nos habíamos parado a comer en una estación y en ese momento vimos que también lo hicimos tres colectivos con hinchas de River. Las chicas de Boca que venían con nosotras se asustaron y se querían ir pensando que iba a haber problemas. Recuerdo que había una zanja y varias se tiraron ahí y se embarraron por completo, mientras que los chicos de River se bajaron y terminamos todos conversando. Hasta el día de hoy nos reímos de eso", contó Jorge Tobares de la filial de Boca Juniors.

Inmersos en estas anécdotas y recuerdos, los chicos opinaron que la violencia entre hinchas no debería darse ya que así se pierde el amor por los colores y el lub. "En ese momento notamos que con las filiales del interior todo es diferente, no importa de qué equipo sea cada uno, si se logra tener un momento en paz y amistad, todo lo demás queda de lado", concluyó Tobares. 

 

Comentarios