Fútbol

De cara al partido de Libertadores, Boca jugó bien pero no logró convertir

El conjunto Xeneize, con la cabeza en el partido del miércoles, repartió puntos con Rosario Central. Los destacados del partido, los juveniles Balerdi y Almendra.
sábado, 20 de octubre de 2018 19:50
sábado, 20 de octubre de 2018 19:50

Pudo haber entrado pero no entró. No entró esa última de Pablo Pérez. Ni la anterior de Tevez. Ni tampoco la de Cardona. No entraron contra Central. Que entren el miércoles contra Palmeiras.

Para Boca este partido no era uno más. Y no porque tuviera la posibilidad de quedar como escolta de Racing en la Superliga sino porque era el último ensayo antes de afrontar el cruce de ida de las semifinales de la Copa Libertadores, el gran objetivo que tiene este equipo que ha sabido conquistar varios campeonatos locales pero que no ha podido festejar a nivel internacional.

Para Central, que venía de sumar apenas un punto de los últimos 12, llevarse un empate de la Bombonera era un logro de aquellos, incluso a sabiendas de que enfrentaba a un Boca alternativo. Es que Guillermo hizo la lógica y guardó a la mayoría de los jugadores que se supone que van a ser titulares el miércoles, como Izquierdoz, Barrios, Nández, Pavón y Wanchope, quienes ni siquiera concentraron para este encuentro. Pero puso a Goltz, Gago, Zárate, Cardona y Benedetto, por citar solamente a algunos de los que sí estuvieron. 

En ese contexto, Central intentó hacer la heroica y llevarse algo más que un punto. Se metió atrás, dejó que Boca manejara la pelota y apostó a que una contra le permitiera gestar el gol que le diera lo que hubiese sido un triunfo épico. Y tuvo alguna, pero no. Tampoco entró. Y Rossi tuvo mucho que ver con todo eso.

El arquero de Boca respondió cada vez que golpearon su puerta. Zampedri en el primer tiempo y Ortiz en el complemento no pudieron vencerlo, y los hinchas locales se lo reconocieron. ¿Atajará él contra Palmeiras o será Lampe por quien apueste Guillermo?

Lo cierto es que ni uno ni otro pudo romper el cero. Que entren el miércoles.

Fuente: Olé.

Comentarios