Ciclismo

Para Majka, la Vuelta a San Juan será el primer paso hacia el podio del Tour

“Me gusta Argentina y, sobre todo, su gente”, dice el corredor polaco, líder del equipo alemán Bora-Hansgrohe para las grandes vueltas por etapas.

“Estamos todavía ultimando el calendario, pero el Tour de Francia volverá a ser la meta. Y creo que apuntar al podio del Tour es una meta realista en mi caso”. En la concentración de pretemporada que el equipo Saxo Bank realizaba en Canarias en enero de 2011, un joven corredor polaco llamó la atención de Bjarne Rijs. En uno de los entrenamientos, Alberto Contador forzó la máquina y solo aquel jovenzuelo, que ni tan siquiera estaba en plantilla, fue capaz de seguir al campeón español. El técnico danés, sin pensárselo dos veces, le incorporó de inmediato al equipo profesional. Era Rafal Majka.

Han pasado los años y aunque por distintas circunstancias el polaco aún no ha alcanzado su techo, ya puede presumir de haber ganado dos veces la montaña del Tour de Francia –en 2014 y 2016-, tres etapas en la ronda gala –Risoul y Plá d’Adet en 2014 y Cauterets en 2015- y una de la Vuelta a España: La Pandera 2017. También la Vuelta a Polonia 2014 y el Tour de Eslovenia 2017, además del bronce en los Juegos de Río.

Con ese selecto palmarés bajo el brazo y defendiendo los colores del Bora-Hansgrohe alemán, Majka (29 años) será de la partida en la Vuelta a San Juan 2018. “Me gusta Argentina y, sobre todo, su gente”, explica el polaco. “Carreras como el Tour de San Luis”, que disputó en 2016, “y la Vuelta a San Juan son una buena oportunidad para escapar del frío invierno europeo y disfrutar del tiempo cálido de Argentina. Se agradece mucho correr con calor cuando en Polonia, mi país, está todo nevado y con temperaturas bajo cero”.

Majka será así una de las estrellas de la Vuelta a San Juan 2018. Sin embargo, no se ve luchando por la victoria porque “es demasiado pronto para estar en forma, aunque eso no significa que no vaya a dar el máximo ya que soy un deportista profesional que siempre da todo lo que puede. Si llegara el triunfo sería lógicamente bienvenido, pero no es mi objetivo principal aunque reconozco que la carrera tiene un recorrido muy interesante y una buenísima participación”.

Su filosofía
Además de los triunfos mencionados, Majka da valor a su tercer puesto final en la Vuelta a España 2015 y al quinto en el Giro de Italia 2016. En 2017 su intención era luchar por el podio del Tour de Francia, pero cuando trabajaba por ello una caída le mandó para casa. “Es verdad que en el Tour tuve mala suerte con la caída y luego también en la Vuelta padecí problemas intestinales, pero son cosas que forman parte del deporte”.

Rafal tiene las cosas claras: “Mi filosofía personal es hacerlo lo mejor posible para que, una vez cruzada la línea de meta, te sientas satisfecho. Por eso, a pesar de los problemas, me siento satisfecho de haber ganado la etapa de La Pandera en la Vuelta y de haber sido segundo en la general del Tour de California y de la Vuelta a Polonia”, donde solo dos segundos le separaron del triunfo.
Aunque por el momento no sabe su programa con certeza, una cosa tiene clara: el Tour de Francia volverá a su gran objetivo. “Estamos todavía ultimando el calendario, pero el Tour volverá a ser la meta. Y creo que apuntar al podio del Tour es una meta realista. El resto del calendario se define en función de los objetivos globales del equipo y sus patrocinadores, adaptando las carreras al objetivo de llegar en las mejores condiciones posibles a la salida del Tour”.

La ronda francesa, sin embargo, no será probablemente su única grande: “Por fechas y prestigio, el Tour siempre es la carrera más importante para mí y para el equipo, pero un año se puede hacer el doblete Giro-Tour y otro, Tour-Vuelta. No solo es decisión mía, aunque creo que la Vuelta se adapta mejor a mis características porque me siento más cómodo y mejor corriendo con calor, como sucede en la Vuelta, que con frío, lluvia y hasta nieve, que es lo que a veces pasa en el Giro”.

Pese a que tanto a Majka como al Bora-Hansgrohe no le ha acompañado demasiado la suerte en 2017 –hay que recordar que, además de su caída, Peter Sagan fue expulsado del Tour el cuarto día-, el conjunto alemán ha cerrado la temporada con un total de 34 triunfos. Ha sido el cuarto equipo más laureado del pelotón mundial. “A pesar de los inconvenientes, el Bora-Hansgrohe ha dado un gran paso adelante y creo que la temporada ha sido un éxito. Hemos pasado momentos difíciles, pero también hemos aprendido mucho. Todos: técnicos, auxiliares y corredores”.

La nueva temporada, la segunda del Bora-Hansgrohe en el World Tour, se presenta interesante porque llegan nuevos refuerzos a la plantilla: Daniel Oss (BMC), Peter Kennaugh (Sky), Davide Formolo (Cannondale) y Felix Grosschartner (CCC). “Nos ayudarán a ser aún más fuertes y, con ellos, creo que tenemos todos los ingredientes para realizar un gran año”, explica Rafal Majka, quien en 2018 descubrirá la Vuelta Internacional a San Juan y a su calurosa y entendida afición.

Fuente: vueltaasanjuan.org

Comentarios