Duras declaraciones

Habló el chofer del colectivo de Huracán sobre el vuelco: "Era eso o moríamos todos"

Malvin Hernández afirmó que 'tomó las decisiones correctas' ante un defecto mecánico del colectivo y que le dolió la reacción de los jugadores. 'Les salvé la vida', expresó.
martes, 16 de febrero de 2016 19:17
martes, 16 de febrero de 2016 19:17
Malvin Hernández fue otro de los protagonistas del dramático accidente que sufrieron los jugadores de Huracán luego del partido de Copa Libertadores ante Caracas. El chofer venezolano tomó la palabra después de pasar varios días detenido, al tiempo que se recuperaba de los golpes por el vuelco del vehícuelo, y destacó que "les salvé la vida a los jugadores con las decisiones que tomé en ese momento".

En diálogo exclusivo con Estudio Fútbol de TyC Sports, el conductor del micro relató los detalles más escalofriantes de un suceso que, de milagro, no finalizó en una tragedia. "Hubo un defecto mecánico, se pinchó una manguera que bloqueó los cambios y los frenos. Lo que se rompió es como el pulmón. Inmediatamente notifiqué al plantel de esto, siempre pensando en la protección de todos", manifestó.

"Estamos hablando de que íbamos a 900 metros de altura, es una pendiente bastante importante. Esa autopista no tiene planos para que el micro descanse. Cuando les aviso, todos se fueron para atrás y yo me quedo solo adelante, tomando las medidas correctas para la protección de mis clientes", afirmó Hernández, quien reveló que diversos cursos psicológicos y técnicos aprobados en el pasado lo ayudaron para superar el percance.

Más allá de eso, el chofer describió una situación que a nadie le hubiera gustado presenciar. "El impacto fue cuando ingreso a la rampa, recosté al micro contra el cerro. O era eso o nos moríamos todos. El vehículo tocó el cerro y se recostó, nunca rodó. Decidí hacer eso porque sino nos íbamos al precipicio y no quedaba nadie", señaló.

Hernández reiteró que "tomé las decisiones correctas", pero reconoció que luego del accidente fue complicado soportar el enojo de la delegación del Globo. "No les echo la culpa por eso. Era la presión, los nervios traicionan. Se alteraron demasiado, pero las lesiones no fueron mi culpa. Yo cuidé sus vidas, los protegí. Igualmente les pido disculpas por lo que nos tocó vivir a todos", expresó.

Mientras tanto, sostuvo que no pudo colaborar con las tareas de primeros auxilios pese a contar con los conocimientos suficientes por el grado de shock de los jugadores y descartó de lleno las versiones sobre un mal estado del vehículo. "Estaba en condiciones. Hago esa ruta todos los martes. Siempre trabajo con extranjeros, realizo los traslados al aeropuerto y todo eso. Fue algo inesperado, pero les presté toda la seguridad posible", dijo.

 

Fuente: Infobae

Comentarios