Fútbol

Zinedine Zidane es el nuevo DT del Real Madrid

El presidente del conjunto Merengue destituyó a Rafa Benítez a siete meses de comenzado su contrato.
lunes, 04 de enero de 2016 20:28
lunes, 04 de enero de 2016 20:28
El rumor estaba instalado desde el mismo momento en que Real Madrid fue goleado por Barcelona en el Bernabéu en el clásico español disputado en noviembre pasado. En esos 90 minutos Rafa Benítez quedó en la mira de la dirigencia del Real Madrid y perdió definitivamente la confianza de los simpatizantes y la prensa. Hoy, a menos de 24 horas de haber empatado ante Valencia un partido que los blancos necesitaban ganar, finalmente se anunció la destitución del técnico español y el desembarco en el primer equipo de Zinedine Zidane, hasta esta mañana entrenador del filial del Madrid.

"Estoy en el mejor club del mundo, con la mejor afición del mundo. Voy a intentar hacer lo mejor posible para que este equipo, al final del año, gane algo", dijo el francés en su presentación.

La noticia fue dada a conocer por Florentino Pérez, quien por la mañana llamó a una conferencia de prensa que se transformó en el anuncio del final de una etapa que comenzó hace apenas 7 meses, cuando a comienzos de junio Rafa desembarcó en el Real Madrid para tomar el cargo que había dejado Carlo Ancelotti. Ese corto lapso convirtió a Benítez en el peor técnico del conjunto Merengue de los últimos años según el registro de puntos logrados (Jugó: 25. Ganó: 17, empató: 5, perdió 3. Porcentaje: 74,6).

Además de los números, el español tenía en contra su mala racha ante los candidatos más importantes de la Liga (perdió con Barcelona, Sevilla y Villarreal, y empató con Atlético Madrid y Valencia) y, peor aún, a cierta parte del vestuario. La prensa, por si fuera poco, lo exponía en su desinterés por jugadores como Isco o el colombiano James Rodríguez, antes piezas importantes en el andamiaje.

Así las cosas, Zinedine Zidane tendrá ahora su primera oportunidad como entrenador en un equipo de Primera y vaya que el desafío es grande. En juego pondrá la idolatría que supo ganarse como jugador para intentar meterse de lleno en la pelea de la Liga (el Madrid está tercero, a cuatro unidades del líder, Atlético Madrid) y hacer olvidar rápido bochornos tales como la goleada ante Barcelona o la eliminación en Copa del Rey por la mala inclusión de un jugador.
 
 
Fuente: Infobae.

Comentarios