Primera división

Independiente se quedó con el segundo clásico pero no le alcanzó y Racing se metió a la Libertadores

La Academia cayó ante el Rojo por 2 a 1 pero con la ventaja que había conseguido en el partido de ida (2 a 0), logró su puesto en el máximo torneo continental para el 2016.
domingo, 06 de diciembre de 2015 20:23
domingo, 06 de diciembre de 2015 20:23
En el día de la despedida de Diego Cocca como entrenador, Racing logró el último pasaje a la Copa Libertadores al ganar la serie final de la Liguilla ante Independiente. Aunque "El Rojo" se impuso en el Cilindro por 2-1, "La Academia" hizo valer el triunfo por 2-0 que consiguió en la ida en el LIbertadores de América y se llevó el premio mayor. Como consuelo, los de Mauricio Pellegrino jugarán la Sudamericana.

La primera parte comenzó con un ritmo frenético, que se extendió por unos 20 minutos. Los dirigidos por Mauricio Pellegrino salieron de entrada a buscar el gol para recortar diferencias y, antes del minuto, contaron con la primera llegada a partir de un centro desde la izquierda que terminó en un cabezazo de Juan Martín Lucero que Sebastián Saja mandó al córner.

"El Rojo" apostaba al ataque por izquierda en los primeros minutos. Independiente se adelantaba en el campo de juego, pero Racing aprovechaba los espacios para salir rápido y generar peligro. Así, a los 14', en un contraataque, Gustavo Bou partió desde su campo, ganó a pura potencia ante su marcador y se metió en el área para sacar un remate cruzado que atajó Diego Rodríguez.

Aún cuando no pudo mantener el ritmo vertiginoso durante toda la etapa, el elenco visitante, obligado por las circunstancias, fue el que más vocación ofensiva mostró y el que mejores situaciones generó. A los 19', Martín Benítez realizó una gran acción individual y cedió para Lucero, quien sacó un remate desde afuera del área que se estrelló en el palo y salió. Instantes después, Mancuello se lució con un gran centro pasado desde la izquierda para el ingreso por la otra banda de Toledo, quien cabeceó desviado.

En el cierre de la etapa, Lucero contó con una nueva oportunidad, pero Saja le negó la conquista de cabeza con una enorme reacción. "El Rojo" fue superior en la primera parte, pero no logró concretar sus situaciones y se fue al descanso con la ilusión de una remontada que se tornaba cada vez más complicada.

Convencido de que aún había esperanzas, el elenco de Pellegrino volvió a volcarse al ataque en el complemento y, en solo un minuto generó dos llegadas claras: la primera con un remate cruzado de Mancuello que encontró bien parado a Saja y, la segunda, con un taco de Lucero que nuevamente motivó una buena respuesta por parte del arquero de "La Academia".

A los 18', se produjeron dos acciones trascendentales. Diego Milito, lesionado, salió del que pudo ser su último partido en Racing y, al mismo tiempo, ingreso Cristian "Cebolla" Rodríguez en Independiente.

El uruguayo, tres minutos más tarde, sería el encargado de despertar la ilusión de los hinchas del conjunto visitante con su conquista de tiro libre. Poco le duró la alegría a Independiente porque, a los 25', Luciano Lollo decretó el 1-1 con un magnífico cabezazo.

Las aspiraciones de Independiente se complicaron en el cierre por las expulsiones de Jesús Méndez y Jorge Ortiz, a los 36 y 39 minutos, pero aún así el equipo de Pellegrino iba a meter presión hasta el cierre, con el gol de Juan Martín Lucero en el minuto 45'.

"El Cebolla" Rodríguez definió mal en la última jugada del partido y llevó alivio a los miles de hinchas de Racing que coparon el Cilindro y que, a pesar de la derrota en el clásico, celebraron la clasificación a la edición 2016 de la Copa Libertadores.

Fuente: Infobae.

Comentarios