Mundial 2014

Grecia y su agónico pase a Octavos

Con un penal 'de oro', derrotaron a Costa de Marfil y avanzaron en el campeonato del mundo.
martes, 24 de junio de 2014 19:55
martes, 24 de junio de 2014 19:55
Con el boleto a los octavos de final como premio, Grecia y Costa de Marfil se vieron las caras en el estadio Plácido Aderaldo Castelo, de Fortaleza. Los africanos llegaron su último compromiso de la fase de grupos con mayores posibilidades, dado que la victoria conseguida ante Japón los posicionaba en el segundo lugar de la zona. En cambio, los europeos tenían la obligación de golear y esperar el resultado del choque entre los asiáticos y Colombia, dado que sólo habían cosechado una unidad en sus presentaciones previas.

En este contexto, Fernando Santos plateó una propuesta completamente distinta de la que había reflejado en sus primeros compromisos: con la jerarquía de Georgios Samaras, los comandados por el portugués intentaron llevar el duelo al arco defendido por Boubacar Barry. Sin embargo, la velocidad de los "Elefantes" amenazaba a la valla de Orestis Karnezis, ya que su juego se basaba en los contragolpes.

Las lesiones que sufrieron Panagiotis Kone y Orestis Karnezis representaron un gran problema para el entrenador portugués, dado que en menos de 25 minutos tuvo que agotar dos variantes, incluyendo al arquero. El lusitano hizo ingresar a Andreas Samaris y Panagiotis Glykos, para intentar mantener la intensidad en el desarrollo del partido, pero los de Sabri Lamouchi se encargaron de bajar las revoluciones del pleito.

Una individualidad de José Holebas, que concluyó con un disparo en el travesaño, y un tiro libre ejecutado por Sokratis Papastathopoulos, que se murió en los guantes del arquero del Lokeren de Bélgica, fueron las insinuaciones griegas para ponerse en ventaja.

Por un grosero error en la salida marfileña, el "Barco Pirata" logró profundizar su ilusión. Una distracción de Cheikh Tioté y el oportunismo de Andreas Samaris fueron la fórmula perfecta para que se establezca el 1 a 0. Más allá la equivocación, la construcción de la pared ofensiva para que el atacante del Olympiakos festeje la conquista merece una mención especial, ya que Samaras se asoció con tanta precisión, que facilitó la definición de la jugada.

En el inicio del complemento, Lazaros Christodoulopoulos estuvo muy cerca de estirar la diferencia: el volante del Bologna de Italia encaró por el centro del área grande, y después de protagonizar dos amagues buscó el palo más lejano de Barry, pero su intento se fue demasiado ancho. Sin dudas, la reacción africana tenía que aparecer si querían seguir en el certamen. Además, un remate de Dimitris Salpingidis que hizo lucir al guardameta rival volvió a sacudir a los "Elefantes".

La acción de Giorgios Karagounis, quien estrelló un disparo en el travesaño, volvió a poner suspenso en el espectáculo. Definitivamente, los ataques de Grecia le hacían un enorme daño a la defensa de Costa de Marfil.

Pero la justicia no siempre se refleja en los marcadores, y el caso de la escuadra del francés fue un claro ejemplo de ello. Cuando menos lo merecía, Gervinho interpretó una escena extraordinaria y habilitó a Wilfred Bony, para que éste anote el 1 a 1. Otro tiro de Vassilis Torosidis, que rebotó contra el palo, demostró que la fortuna no estaba del lado de los europeos.

Finalmente, en una polémica decisión del ecuatoriano Carlos Vera, Grecia tuvo la oportunidad de ajusticiar al fútbol. El agónico penal sancionado por el árbitro, quien observó una supuesta infracción de Giovanni Sio sobre Samaras, le permitió al delantero del Celtic escocés sellar el 2 a 1 y la clasificación. Por los méritos que hizo la escuadra del lusitano, el "Barco Pirata" enderezó su trayecto a la segunda fase, y ahora deberá pensar en Costa Rica, un adversario que se adjudicó el liderazgo del Grupo D, y al que enfrentará el domingo en Recife.

 

Fuente: Infobae

Comentarios