El cambio que no fue

Sigue la polémica: Cristina Kirchner debe definir el destino de los relatores de Fútbol para Todos

Después de la escandalosa salida de Marcelo Tinelli de la administración de la transmisión de los partidos de AFA, la presidenta definirá si Marcelo Araujo y JUlio Ricardo recuperan sus puestos.
domingo, 09 de febrero de 2014 13:50
domingo, 09 de febrero de 2014 13:50
Uno de los principales conflictos que deberá definir la presidenta Cristina Kirchner la semana próxima será si reincorpora o no a los periodistas Marcelo Araujo y Julio Ricardo en la estructura de Fútbol para Todos, la transmisión estatal de los partidos de fútbol, que la Casa Rosada utiliza como principal canal de propaganda política partidaria y para lo cual gasta 1700 millones de pesos por año.

Dentro de la Casa Rosada aseguraron ayer a diario La Nación que Araujo y Julio Ricardo podrían regresar a FPT luego de la crisis política por el desplazamiento de FPT del empresario televisivo Marcelo Tinelli, de Ideas del Sur, y de Torneos, de Alejandro Burzaco. Es que los periodistas de esta empresa quedaron desafectados y se volvió a confiar en la "tropa propia" y la "vieja guardia".

Así como la propia Cristina se encargó de echar a Tinelli y a Torneos, que a juicio de La Cámpora querían controlar todo e imponer condiciones económicas, la Presidenta se ocupará de Araujo y de Ricardo, pese a tener que atender otros problemas más urgentes, como la inflación y el descontento social.

"Es posible que terminen en cargos gerenciales y en la dirección periodística del proyecto o a un espacio de presentación del programa", comentaron a La Nación algunas fuentes oficiales. Sin embargo, ese conflicto se resolverá la semana próxima: el relator y el comentarista quieren volver a los relatos.

La salida de Tinelli se resolvió porque con la venia del jefe del Gabinete, Jorge Capitanich, y del secretario legal y Técnico, Carlos Zannini, Torneos y el animador televisivo dispusieron la salida de Araujo, Ricardo, Alejandro Apo y Javier Vicente, todos afines al Gobierno.

Esto enfureció a La Cámpora, además de otras condiciones que impusieron Tinelli y Burzaco.

Desde Torneos, ayer aseguraron que ya estaba acordada la permanencia de Apo y de Vicente.

También replicaron las críticas que por lo bajo hace La Cámpora por el contrato de compra de FPT a Torneos por los derechos de transmisión del Mundial de futbol Brasil 2014. Aseguraron que es de 18 millones de dólares y no de 26 millones.

Aclararon que se llega a 26 millones si se suman la Copa América 2015 y otros mundiales juveniles.

Además, retrucaron que esos derechos los compró Torneos en 2007 junto a Televisa (México) para los mundiales de 2010 y de 2014 y para toda América latina menos Brasil.

Por otra parte, señalaron que ese contrato fue firmado con el ex jefe del Gabinete Juan Manuel Abal Medina y con el presidente de Radio y Televisión Argentina, Tristán Bauer, hace unos meses. Sin embargo, en La Cámpora tienen en la mira al secretario legal y Técnico, Carlos Zannini, por ser el supuesto inspirador.

Bauer podía haber comprado los derechos junto a Telefé y pagaba menos, pero prefirió la exclusividad, aseguraron en Torneos.

"Capitanich llamó a Tinelli y él nos llevó a nosotros, por eso cuando Cristina echó a Marcelo nos teníamos que ir", dicen en Torneos.

"No fue un problema de plata. Estaban todos los contratos de los periodistas acordados", aseguraron cerca de Burzaco. "El Gobierno lo echó a Tinelli porque estaba pulseando poder", dicen.

Sin embargo, en FPT aseguraron al matutino porteño que Domingo Cuello y Gerardo Caruso, de La Cámpora, recibían pedidos de contratar a muchos periodistas de Torneos, lo que significaba dinero y poder e iban a la cuenta del Estado. Y además desplazaron a los relatores K. Éstos consultaban con la Casa Rosada, con Máximo Kirchner, y Cristina los desplazó.

Comentarios