A meses del gran campeonato

Dilma Rouseff lanzará una megacampaña para evitar protestas durante el Mundial de Brasil

La Presidente de Brasil teme que se repita el escenario de inestabilidad social y fuerte baja en su popularidad que estalló durante la Copa Confederaciones 2013. Hará foco en controlar potenciales reacciones desmedidas de la policía.
domingo, 02 de febrero de 2014 13:29
domingo, 02 de febrero de 2014 13:29
La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, prepara una campaña publicitaria para destacar la importancia de la realización del Mundial de fútbol y contrarrestar las críticas protestas que generó la competición, asegura hoy el diario O Estado de Sao Paulo.

Según el rotativo, la defensa de Brasil 2014 pasará a partir de ahora a integrar todos los  discursos oficiales y también los pronunciamientos y declaraciones realizadas a través de las redes sociales.

El gobierno pretende así debilitar las manifestaciones populares y evitar que suceda lo mismo que el año pasado durante la Copa Confederaciones, cuando cientos de miles de personas salieron a las calles para condenar los gastos en la organización de la cita deportiva y en demanda de mejores servicios públicos.

También se buscará que la disconformidad con la realización del Mundial no repercuta en las elecciones de octubre, cuando la mandataria buscará la reelección.

La preocupación se origina en lo ocurrido a mediados del año pasado, cuando a instancias de las masivas protestas, la popularidad de Rousseff cayó del inédito 63 por ciento que había alcanzado en marzo pasado hasta un 20 por ciento.

Una de las acciones que formarán parte de la campaña será que representantes del Ministerio de Justicia acudan a las ciudades que recibirán partidos durante el evento para conversar con los comandos policiales sobre la importancia de evitar conflictos durante las manifestaciones anti Mundial, que tuvieron su primera edición de este año el sábado pasado, con actos realizados en 14 localidades.

La estrategia será, según O Estado, retrucar los tres principales argumentos usados por los contrarios a la realización del Mundial: que la mayoría de las inversiones proviene del gobierno, cuando, según Brasilia, proviene del sector privado; que las obras realizadas no dejarán ningún legado para las ciudades, cuando para el gobierno sí; y que las obras de movilidad urbana fueron "aceleradas", lo que atentaría contra la calidad de las misma, algo que el gobierno negará.
 
Fuente: Infobae

Comentarios