Torneo Final

Después de una década, Miadosqui deja San Martín

Con él como presidente el Verdinegro jugó tres temporadas en Primera. Hubo un enorme crecimiento edilicio y un gran patrimonio de jugadores.
lunes, 24 de junio de 2013 09:20
lunes, 24 de junio de 2013 09:20
Por Omar Andrada

Jorge Miadosqui llegó al cargo de presidente de San Martín en el año 2003 cuando el club estaba al borde de la quiebra. Los juicios de jugadores y deudas contraídas con anterioridad habían provocado la convocatoria de acreedores y hasta se pensó en vender parte de los terrenos del club para afrontar la situación. Miadosqui llamó a una conferencia de prensa dio a conocer la situación real de la institución, pero aseguró que no se iba a vender ningún terreno.

 

 

Así comenzó la gestión que más tarde seguiría con un partido desempate del equipo en 2005 frente a Racing de Córdoba que impidió que bajara al Torneo Argentino A. Después llegaron los anuncios de deudas saldadas y el plantel volvió a figurar en los primeros planos de la Primera B Nacional.

El salto definitivo lo terminó dando en el 2006 con la contratación de Gustavo Quinteros para la conducción técnica y nombres de jugadores de gran nivel. Cuando Quinteros estuvo cerca del objetivo contrataron a Fernando Quiroz que consiguió el ascenso a Primera en 2007. Duró poco, porque esa misma temporada descendió.

 

Se juramentaron volver lo más pronto posible pero no pudieron, Pablo Marini, Enrique Hrabina ni Darío Franco. Hasta que llegó Daniel Garnero y lo volvió a depositar en el fútbol mayor de AFA en 2011. Volvió a peligrar la categoría y apostaron por Facundo Sava que lo hizo permanecer saliendo airoso de la Promoción por no descender frente a Rosario Central. Después vino la historia reciente y ya conocida de esta temporada.

En el plano institucional, San Martín logró un crecimiento nunca antes conseguido. Con la llegada a Primera tuvo que aumentar la capacidad de su estadio a 18 mil espectadores con la tribuna de la cabecera norte capaz de albergar 8 mil personas.

Se agrandó el campo de juego, se hicieron cabinas de transmisión nuevas y palcos, se amplió y remodeló la platea oeste, se construyeron sanitarios, camarines, gimnasio. También se adquirió una casa donde se trasladaron las oficinas administrativas, se hizo un comedor para el plantel y se compró otra vivienda donde acctualmente esta la lavandería y será el centro de empadronamiento para el AFA Plus.

Está en marcha otro proyecto para nuevas estructuras edilicias donde ya está todo listo para la cancha con piso sintético. Sobre el sector de Avenida de Circunvalación se refaccionaron y adaptaron nuevas y más canchas destinadas al fútbol local, Reserva y divisiones formativas. Se concretó la compra de un terreno en Chimbas donde entrenan las divisiones inferiores.

San Martín comenzó a competir en los torneos de AFA, primero con tres divisiones y ahora lo hace con seis. Además, la mayoría de los jugadores del plantel superior seguirá en el club porque tienen contrato por uno, dos o tres años más.

Fueron diez años de gestión, pero Miadosqui dijo que no seguirá al frente del club y lo ratificó ayer al término del partido.

"Hay que mirar para adelante. Lo que ha hecho San Martín durante muchos años es engrandecer su institución. Parece que los éxitos son de los jugadores, los dirigentes y los fracasos del presidente. Yo no me siento fracasado, sí siento que le dí a mi club los últimos 10 años", declaró el presidente Verdinegro al término del partido con River."Así como prometí salvarlo de los problemas económicos, ponerlo donde había que ponerlo, hoy me prometí cosas para mí, y las voy a cumplir. Espero que los dirigentes que vengan le puedan cambiar un poco la cara al fútbol porque la pelota esta sucia y hay que limpiarla", tiró Jorge Miadosqui.

"El fútbol necesita otro tipo de dirigentes, no como yo. Agradecerle al periodismo que hizo que se conociera a San Martín. El equipo jugó bien, vino a River a jugar un gran partido, jugó bien con 10 jugadores y después pasó lo que tenia que pasar. No quiero hablar del segundo gol, si fue en posición adelantada o si fue penal a Mas. Las cosas estan terminadas", afirmó más adelante.

"Que cada uno saque sus propias conclusiones. Hay un equipo que hoy se salvó con 5 puntos nuestros (en referencia a Rafaela). Amo el fútbol, pero lamentablemente ya no es para mí. Felicitó a la gente de Rafaela porque es del interior, me encanta que los equipos del interior disfruten de Primera División", monologó.

"Hoy nos tocó a nosotros. Pero así como se va hoy San Martín quiza mañana vuelva, pero no conmigo. Yo nunca más", volvió a insistir. "Que la gente haga el balance. La autocrítica mía ya está hecha. Me voy con las manos limpias. No vendí un jugador, el club tiene un patrimonio grandísimo y los que vengan podrán vender a Mas, a muchos jugadores, y seguramente, podrán armar un buen equipo para el futuro. Creo que San Juan lo necesita", reflexionó.

"Después de Rafaela les dije a mis pares que me iba. Preguntenle a los jugadores, les dimos lo mejor sin fallarles en nada, tratando de llevar adelante un proceso para quedarnos en la categoría. Hicimos todo, más no se podia", se justificó.

Cuando se le preguntó si había recomendado a algún dirigente para que lo suceda aclaro: "Que
cada uno resuelva lo que quiera. Cada uno tiene la capacidad para resolver situaciones. Seguramente en San Juan hay muchos que querian que pasara esto, pero tenemos que dejar de
lado todo lo que tiene que ver con el resentimiento, esa envidia que existe en la provincia que tiene que ver con el impuesto al éxito. Yo quiero andar por las calles de San Juan caminándolas traquilamente. Le dí lo mejor, no salió. Punto", se resignó.

"Mi agradecimiento a la AFA por haberme dado la posibilidad de haber compartido 10 años con ellos, al presidente que siempre me escuchó. Pero hay cosas que se tienen que juntar todos y empezar a resolver. En este contexto que hoy vive el fútbol es muy difícil ser dirigente. Me hice una promesa a mí mismo y a mis hijos, no vuelvo", recalcó.

En el final dejó picando esta frase: "Abramos la puerta ya y dejemos que los campeonatos se jueguen como se tienen que jugar. Si se tienen que ir cuatro que se vayan, sean de donde sean. Que le abran la puerta al interior, no lo aten, es como que le tienen miedo. Más que eso no puedo decir", cerró el presidente de San Martín.

 

 

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios