El día después

Independiente y el desafío de jugar en el tablero de la B Nacional

El 'Rojo' jugará una campeonato de 42 fechas con 22 equipos. La continuidad de Brindisi no está asegurada y los hinchas no quieren que siga Cantero.
domingo, 16 de junio de 2013 09:47
domingo, 16 de junio de 2013 09:47
Por primera vez en su historia Independiente jugará en el Nacional B, ya no estará en la máxima categoría del fútbol argentino sino que tendrá que dar batalla en el duro mundo del ascenso.

Entre sus rivales tendrá a otros grandes campeones de antaño caídos en desgracia, históricos de la categoría y pequeñas instituciones con un gran presente, todos con el objetivo de llegar a la A.

Para la temporada 2013-2014, el Nacional B presentará una modificación respecto al certamen de este año: competirán 22 equipos en lugar de 20, por lo que cada club jugará 42 fechas y no 38.

Los confirmados para el próximo torneo son: Aldosivi de Mar del Plata, Almirante Brown, Atlético de Tucumán, Banfield, Boca Unidos de Corrientes, Crucero del Norte de Misiones, Defensa y Justicia, Douglas Haig de Pergamino, Ferro Carril Oeste, Gimnasia y Esgrima de Jujuy, Huracán, Independiente Rivadavia de Mendoza, Instituto y Talleres de Córdoba, Patronato de Paraná, Sarmiento de Junín, Unión de Santa Fe y Villa San Carlos de Berisso.

Todavía resta definir el tercer descenso de Primera División, que saldrá de Argentinos Junior y San Martín de San Juan; un ascenso de la B Metropolitana, que se definirá entre Alamgro y Brown de Adrogué; y un ascenso del Argentino A, que decidirán San Martín de Tucumán, Maipú de Mendoza, Sportivo Belgrano de Córdoba y Santamarina de Tandil.

El "Rojo" tendrá que hacer por lo menos 12 viajes de larga distancia al interior del país (podrían ser 13 si desciende San Martín de San Juan), en los cuales recorrerá más de 14 mil kilómetros entre agosto de 2013 y mayo de 2014.

El presidente en la mira

Si bien Javier Cantero dijo que no va a abandonar el barco y que quiere cumplir su mandato, que culmina en diciembre de 2014, algunos dirigentes hicieron circular el rumo de un pedido de renuncia, que finalmente fue desmentido pero hay un grupo que está evaluando esa posibilidad.

Durante su mandato como presidente, Cantero se enfrentó con la barrabrava, liderada por "Bebote", en una lucha que no ganó por completo, tendiendo que llegar a un acuerdo en los últimos meses.

Además, no acertó con las decisiones futbolísticas y su connivencia con la AFA, de quien recibió dinero y en donde votó a favor de un tercer descenso, hicieron que los hinchas se cansaran.

Consumado el descenso, los simpatizantes apuntaron duramente contra Cantero, con insultos y el pedido de que se vaya del club, por lo que entienden fue un gestión deficiente.

Fuente: Infobae
0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios