Copa Sancor Seguros

Ricardo Mestre, un ejemplo del fútbol que debuta en la Copa Argentina

El sanjuanino de 29 años entrará por primera vez a la cancha del Bicentenario con la camiseta de Villa Obrera. Será su debut en esta copa. Conocé su historia.
martes, 05 de noviembre de 2013 14:47
martes, 05 de noviembre de 2013 14:47

Este miércoles a las 22 Independiente Villa Obrera enfrenta a Atenas de Pocito en el estadio del Bicentenario en la Fase Preliminar Regional I del Campeonato de la Copa Argentina Sancor Seguros. Pero no será cualquier partido. En sus filas principales tendrá a una persona que es ejemplo de superación.

Se trata de Ricardo Mestre, un joven de 29 años que nació con un profundo grado de hipoacusia y es centrodelantero del Villa. En el mundo futbolero lo conocen como el goleador de la Selección Argentina de Sordos. Es que cuenta con 26 goles en su haber metidos en dos Paralímpicos, una eliminatoria mundialista y tres Panamericanos en los que se lució cada vez que entró a la cancha.
 
"Tiene una mirada sabia y una velocidad mental que supera la media", señaló, según consigna la agencia Derf, el actual coordinador de fútbol Independiente Villa Obrera, Santos Gaetán, que en el pasado lo dirigió y juntos obtuvieron el subcampeonato de la Liga Local en 2011. En dicho torneo, Ricardo convirtió 15 goles en 26 partidos. 

Ricardo es un ejemplo pero no por su buena performance sino por su lucha para superarse y hacer lo que le gusta sin limitaciones externas o autoimpuestas. Para él, la mejor forma de crecer es aceptando las diferencias y superando los desafíos que la vida le pone. Esa deficiencia del 90% de su capacidad auditiva en algún momento se convirtió (más que nada durante su niñez) en una barrera sin embargo hoy es sólo una diferencia, como la que podría tener cualquier persona en otro aspecto frente a sus pares.
 
Si bien nació en San Juan gran parte de su infancia la hizo en un colegio especial de Capital Federal a donde concurrió con su hermano que también cuenta con sordera.
 
En San Juan hizo siempre lo que más lo apasiona: el fútbol. Jugó en Sportivo Desamparados, Marquesado, Atenas de Pocito y Aberastain. Ahora le toca portar la camisera de Villa Obrera y jugar en una de las canchas que él considera más importantes, la del Bicentenario.
 
"Por suerte tuve una educación en la cual me enseñaron a hablar y leer los labios cuando una persona habla. Pero por ejemplo, hay chicos de la Selección que solo hablan con lenguaje de señas entonces con ellos me comunico así. Me manejo de las dos formas... Cuando hago un gol, no hay nada mejor que ver festejar a todos de pie, sonriendo con las manos en alto. Es hermoso", destacó Mestre el sitio interiorfutbolero.com.ar quien se apoya en la lectura de los labios para entender qué dicen los demás y con audífonos sólo escucha en un 30%.

Por su parte, el entrenador José Bravo finalizó explicando los movimientos de Mestre: "Tiene movimientos parecidos a los de Penco. Es muy vertical y agresivo. No da una pelota perdida y te obliga al error. Le gusta ir por afuera y tiene sentido de la oportunidad".

 

Comentarios