Torneo Inicial

Estudiantes derrotó a Colón por 1 a 0

El Pincha venció al Sabalero, con un gol de Leandro Desábato, anotado a los 16´del primer tiempo. El equipo santafesino sufre un caos institucional que llevó a su plantel a no presentarse para jugar ante Atlético Rafaela, la fecha pasada.
martes, 26 de noviembre de 2013 02:03
martes, 26 de noviembre de 2013 02:03
Estudiantes, con el regreso de su jugador emblema, Juan Sebastián Verón, le ganó a Colón de Santa Fe, en plena crisis futbolística e institucional, por 1 a 0, en un mediocre partido jugado en La Plata, válido por la 17ma. fecha del torneo Inicial.

El gol del equipo que dirige Mauricio Pellegrino lo convirtió el defensor Leandro Desábato (18vo. en su carrera), a los 17 minutos del primer tiempo. Estudiantes, que ostenta un invicto de 15 encuentros en La Plata, llegó a 26 puntos, cinco menos que el líder San Lorenzo (se enfrentarán en la próxima fecha); mientras que Colón, que no gana desde hace 11 jornadas, se quedó con 6 unidades y muy cerca de los puestos de descenso.

El primer tiempo mostró a dos equipos ambiciosos, más allá de los distintos dibujos tácticos. Estudiantes, con un 4-4-1-1, asumió el protagonismo, a partir del buen juego de Verón, y tuvo un par de chances de gol en los pies de Gastón Gil Romero (4m.) y Román Martínez (13m.).

Colón, con el clásico 4-4-2, no se achicó y si bien tuvo menos la pelota, también dispuso de un ocasión de peligro con un cabezazo de Martín Comachi (6m.).
Ese cuarto de hora inicial dejó en claro las intenciones de unos y otros en una cancha "rápida" por la lluvia que cayó en la madrugada de hoy en La Plata.

Estudiantes, sobre los 17 minutos, se puso arriba en el marcador tras un tiro de esquina de la derecha de Verón que derivó en un cabezazo tremendo de Desábato. Y 240 segundos más tarde estuvo a punto de anotar el segundo con un disparo violento de Jonatan Silva.

Colón sin dudas sintió el impacto por el gol de Desábato y tardó varios minutos en volver a meterse en el partido. Una vez que lo hizo le costó mucho llegar al arco de Gerónimo Rulli. En tanto el equipo platense, con el 1-0 a favor, manejó el tiempo y el ritmo del juego, siempre con Verón como líder.

El cotejo cayó entonces en un pozo futbolístico por la desidia de uno, Estudiantes, y la impotencia del otro, Colón.

El segundo tiempo fue un verdadero espanto, ya que ninguno de los dos equipos fue capaz de dar tres pases seguidos a un compañero, ambos abusaron del juego brusco, y casi no hubo situaciones de gol. Los entrenadores, a partir de su urgencia, por el lado de Colón, o de defender un resultado, por el de Estudiantes, hicieron cambios, que no incidieron favorablemente en el desarrollo del juego.

Sin embargo, sobre el final, Colón, que con mucho amor propio se volcó en ataque, tuvo la igualdad con un despeje de Desábato que se estrelló en el palo izquierdo. El empate hubiese sido lo más justo.

Comentarios