Torneo Inicial

Renunció Rubén Forestello a la conducción técnica de Colón de Santa Fe

El equipo rojinegro cayó 1 a 0 ante Arsenal en el Brigadier López. Forestello presentó la renuncia y este martes por la mañana se reunirán los dirigentes para resolver quién será el nuevo director técnico.
lunes, 07 de octubre de 2013 19:20
lunes, 07 de octubre de 2013 19:20
Colón volvió a perder. Fue 1 a 0 ante Arsenal, en el Brigadier López, y acumula así cinco derrotas consecutivas y cinco partidos sin marcar goles.

El equipo que, hasta esta tarde dirigía Rubén Forestello (tras el partido presentó su renuncia), jugó un primer tiempo en el que se vio una versión apenas mejorada de lo visto en varias fechas, y si bien no fue una maravilla (estuvo muy lejos de eso), si fue suficiente como para ser más que el rival, tener más la pelota, y llegar más veces.

A los 3 minutos lo tuvo Oscar Carniello cuando cabeceó tras un centro y la pelota salió a centímetros del primer palo, cuando el arquero se había quedado sin reacción. Y a los 11’ Prediger remató desde fuera del área y el arquero mandó la pelota al corner.

Colón era el claro dominador del partido y jugaba cerca del área rival, de a poco iba acorralando a Arsenal, que se cerraba bien atrás.

No obstante, en esa primera parte la más clara fue para la visita cuando Jonathan Gómez quedó mano a mano con Montoya pero le pegó débilmente a la pelota, lo que facilitó la intervención del arquero para quedarse con el balón.

A pesar que el rojinegro era mejor, mostró dos de sus principales características en este torneo: endeblez defensiva y poca capacidad para definir las jugadas. Llegaba con facilidad hasta tres cuartos de cancha, pero a partir de ahí se hacía un equipo lento, previsible y sin ideas.

A los 24’ Colón metió un buen contragolpe en el que Mansilla remató ante la salida del arquero, pero Marcone se tiró y alcanzó a desviar el tiro que tenía destino de arco. Tres minutos después vino un centro desde lejos al área de Arsenal, nadie tocó la pelota y Campestrini tuvo una notable reacción para contener sobre la línea el balón luego del pique.

Pasada la media hora apareció el "Chipi” Gandín, que desde fuera del área se acomodó y sacó un derechazo cruzado y bajo, saliendo la pelota muy cerca del segundo palo. Y dos minutos después el que apareció por la derecha fue Meli, que sacó un violentísimo remate cruzado que se fue desviado.

A cinco minutos del final volvió a llegar Arsenal con un cabezazo de Furch que salió afuera, situación que Montoya tenía bajo control.

En el segundo tiempo, como en gran parte del primer tiempo, la primera acción de riesgo también llegó con un remate desde fuera del área: fue pasados los 3 minutos cuando Urribarri remató muy fuerte y apenas alto.

A los 14’ el Sabalero tendría una de las mejores situaciones del encuentro, cuando el recién ingresado Lucas Mugni metió desde varios metros atrás de media cancha un preciso pelotazo en profundidad buscando a Curuchet, que dominó el balón, ingresó al área y con un extraordinario movimiento dejó atrás a dos defensores y definió ante la salida del arquero, pero la pelota pegó en el palo. Fue lo más claro que tuvo Colón en todo el partido, y fue la mejor jugada del encuentro. También fue la última situación de gol para el dueño de casa.

A partir de ahí Arsenal empezó a emparejar las acciones, dio una batalla más efectiva en el mediocampo, y por eso el partido dejó de tener aproximaciones de riesgo a las áreas, bajó el ritmo de juego, y la visita llevó el partido al terreno que más le convenía, lo "durmió”, desdibujándose la buena imagen que dejó el rojinegro en los 45 minutos iniciales.

Llegando a la media hora Arsenal tuvo la primera chance de gol clara en el segundo período, cuando luego de un tiro de esquina y un rebote, la pelota le quedó a Iván Marcone, quien le dio fuerte, pero Montoya tuvo una notable atajada en dos tiempos cuando estaba tapado, mostrando una notable reacción.

Pero dos minutos después llegó la apertura del marcador: pelotazo al fondo a espaldas de los defensores, Julio Furch entró al área apareado con un defensor pero pudo rematar, Montoya tapó y en el rebote Furch metió un cabezazo para mandar la pelota al fondo del arco y marcar el único gol del partido.

A partir de ahí, Arsenal dominó el encuentro con absoluta comodidad. Colón no preocupó a Campestrini y terminó resignándose a acumular una nueva derrota, a irse despedido con los silbidos de la gente que, ya sin el equipo en la cancha, pidió la renuncia del técnico y del convaleciente presidente, Germán Lerche.

Fuente: El Litoral

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios