Cultura

Generación Benja, el espacio donde los adolescentes vuelan con la creatividad

Generación Benja es un proyecto creado en el Museo de Bellas Artes con el fin de incentivar el arte en los adolescentes. Ana, Marcio y Maité definieron esta experiencia como 'fantástica'.
martes, 03 de mayo de 2016 07:25
martes, 03 de mayo de 2016 07:25
La gente pasa, mira, disfruta las muestras. Ellos en un rincón crean, sonríen y siguen creando con brillo en los ojos. Sus manos no están manchadas con aerosol sino "marcadas" con los colores de su pasión: el arte. Ana Tapia (13), Marcio Meglioli (16) y Maité Nuñez (14), son tres de los diez chicos que integran la generación de niños y adolescentes que aman el arte y tienen "a Benjamín Franklin Rawson como inspiración para crear un espacio de encuentro y libertad", como dice su lema.

Este viernes en el museo de Bellas Artes Franklin Rawson inauguraron tres muestras que atraparon a los visitantes. De manera paralela, en una parte del museo, un grupo de adolescentes dejaron aflorar su creatividad. Se trata de "Generación Benja", un equipo que se formó con los talleres alternativos para niños y jóvenes que nació en este centro cultural y que fue sumando cada año más amantes del arte.

Ana, Marcio y Maité coparon este viernes una mesa de 1x1 y se apoderaron de los aerosoles de varios colores para dar vida a unas cartulinas. Sobre éstas plasmaron la silueta de un "joven Benjamín" que es el mismo que tienen impresos en sus remeras blancas. El resultado lo repartieron en todos aquellos que transitaron por ahí.  
 
"Es hacer lo que queres, haciendo lo que te gusta. Es más libre y nos incentiva. Es algo que me sirve para desestresarme porque siempre estoy a full con las tareas y con todas las cosas de la escuela y esto me relaja mucho y me hace feliz", expresó Ana con un gran brillo en los ojos.

Al contar su historia de cómo llegó hasta allí, despliega una risa cómplice que sus amigos comparten. Hasta este grupo, llegó por recomendación de una amiga que la invitó para pasar una tarde "lejos de los padres" y nunca más dejó de asistir. Pero de esa forma llegó la mayoría de los chicos que empezaron pensando que "era aburrido" y mirando al museo "con recelo".
Los chicos despliegan su arte en una pequeña mesa

Una de las que tuvo esa idea fue Maité. La adolescente dudó mucho en aceptar ir al "aburrido" museo. Cuando en su casa la incentivaron para ir al Franklin Rawson, pensó que aquel lugar "era para viejos" y que ella "no estaba para eso".
 
"Uno piensa, qué me voy a meter con esto si debe ser muy malo, muy aburrido. Te imaginas un museo muy serio, como que es un lugar solo para grandes. Pero no es así, al contrario, te divertis mucho", confesó Maité. La chica hoy no solo vive el arte a pleno sino que además, con 14 años, ya decidió qué hacer en su futuro y ese amor lo transmite a todos los jóvenes de su edad.
 
"En la escuela trato de transmitir esto, que no es aburrido. Nuestro mensaje a la gente de nuestra misma edad, es que es algo muy bueno, que sirve para descargar energía pero también para encontrar la felicidad, lejos de todo lo que puede hacernos mal", reflexionó Maité lamentando que muchos chicos de su edad eligen el camino de alguna adicción cuando la "alegría" está en "la palma de la mano".
 

Sin embargo, "Generación Benja" no es solo un espacio para hacer arte, también es un lugar para conocer gente y vivir la amistad. Así lo confesó Marcio quien es estudiante del Polivalente y llegó a formar parte de esta generación gracias a la recomendación de sus profesores. En el museo de Bellas Artes no solo perfecciona aquel gusto por los dibujos y la pintura sino también encuentra amigos y trabaja sobre el valor de hacer las cosas en equipo.
 
"Es un lugar para hacer amigos, es lo más importante, pasarla bien. Al ser tantas actividades como danza, graffiti y cocina, no te aburris. Es una sensación que no puedo describir con palabras, es algo muy mágico para mi. Es poder expresar todo a través de algo físico", agregó Marcio, quien es muy extrovertido para hablar e incluso representa más edad de la que realmente tiene.
 
Junto al amor por el arte, el chico de 16 años también trabaja sobre la escritura. De hecho, en el 2015 tuvo la oportunidad de participar en el Parlamento Federal Juvenil del INADI, con su ensayo "Identidad de Género”.
Marcio, perfecciona la pasión por el arte en el Polivalente

Los adolescentes, cuya perspectiva laboral para un futuro aún no está bien decidida pero que, sin dudas, incluye el arte, aseguran que los talleres generan "una energía especial, muy positiva". 

"Escucho música, me sale algo de la cabeza y lo dibujo. Me pongo a apuntar cualquier cosa de la realidad y si me sobró pintura hago manchas para poder aprovecharlo. Hago lo que sea", aseguró Maité a lo que Marcio compartió y agregó: "La idea es empezar con esto e incentivar a más adolescentes con el proyecto. Sé que en un futuro voy a seguir algo vinculado con el arte, con la estética. No me veo haciendo otra cosa que no sea arte".
 
 
 
¿Qué es Generación Benja?
Generación Benja es un programa que nació en el Museo de Bellas Artes Franklin Rawson con el objetivo de brindar a niños y adolescentes de 13 a 18 años de edad "un espacio para vivir el arte y compartir con amigos en un ambiente distendido y divertido".

Según informó Natalia Quiroga, coordinadora de este espacio, Generación Benja permite el intercambio creativo entre los niños y adolescentes en distintas ramas, desde el arte plástico hasta la literatura y los títeres. La iniciativa nació de la mano del último Vacacionarte que consistió en generar un lugar para que los más chicos pasaran sus vacaciones. Allí los responsables del museo armaron un proyecto en función de los deseos, intereses y expectativas planteadas por los participantes.

El éxito, por aquel entonces, fue tal que se pensó en que el Museo de Bellas Artes Franklin Rawson se convirtiera en un museo joven para que todos los chicos y chicas se encuentren en un universo de creatividad.

 
 

Galería de fotos

Comentarios