Personajes

Claudio Domínguez, el joven artista que le cambió la cara a la Iglesia de Guadalupe

Tiene 28 años, es oriundo de Caucete, y sus obras poco a poco van llamando la atención de expertos y aficionados del arte en San Juan. Es autodidacta y también realiza ilustraciones para libros.
sábado, 02 de enero de 2016 00:00
sábado, 02 de enero de 2016 00:00
Claudio Dominguez es un artista caucetero que, pese a no tener ni tres décadas, vive cosechando elogios de colegas y eventuales admiradores. Es que con sus diversas técnicas, aprendidas todas por su cuenta, logra con sus obras cautivar todas las miradas. 

Ha expuesto un sinnúmero de veces, e inclusive ha ganado premios en concursos fuera de la provincia. A fines del 2015 le llegó un desafío que lo vuelve a poner en la mirada de los sanjuaninos: la Virgen de Guadalupe.

"El padre que está ahora en la Iglesia de Guadalupe estuvo muchos años en Caucete y pinté para él varios murales que me fue encargando, así que hace bastante tiempo que me conoce. Me volvió a llamar porque quería hacer algo para darle un toque distintivo a la fachada de la iglesia. Lo hice con mucho gusto y me encantó cómo quedó”, contó a Diario La Provincia. 

Esta obra, más allá de lo económico, le ha dado muchos regalos. "Mis viejos son muy creyentes de la Virgen María y de la Virgen de Guadalupe en particular así que además de conocerla, es un símbolo que me recuerda mucho a mi familia. Lo hice tranquilo, en una semana, yendo todas las tardes cuando empezaba a bajar el sol. A mucha gente le ha interesado y me están encargando pinturas. Parece que esa imagen inspira mucho a todos. Además está en un lindo punto”.

"Actualmente estoy pintando un mural en una plaza junto con los chicos del barrio. Siempre un mural provoca algo social que está muy bueno.  Los chicos tienen entre 10 y 15 años y se reprendieron. Me convocó una asociación solidaria de acá de Caucete, soy el primero que lo hago pero piensan seguir haciéndolo”.

Desde que era muy chico soñaba con dedicarse al arte y lo consiguió. Nunca concurrió a una carrera de educación formal, pero admite que fue aprendiendo de muchas personas y hasta de Internet. "Desde hace un par de años que me va bastante bien. Hago de todo, obras que expongo y vendo, murales, clases de dibujo, e ilustraciones para libros”, contó humildemente el artista.

Autores de distintos puntos del país lo buscan para que les ponga imágenes y color a sus libros. "Muchos me ubican a través de internet, y a otros los conozco a través de encuentros. Me conocen, se llevan alguna obra mía y después me vuelven a contactar”. Poco a poco, Claudio Domínguez, comienza a ser profeta en su propia tierra y hacia afuera.

Galería de fotos

Comentarios

Otras Noticias