Personaje

Esteban Calderón, el maestro del bandoneón

El bandoneonista nació en Buenos Aires pero se radicó, por elección, en San Juan. De familia con tradición musical, Esteban estudió música en la escuela de música de Buenos Aires y esos conocimientos le permitieron ser autodidacta al momento de sentirse cautivado por el bandoneón.
lunes, 04 de agosto de 2014 09:02
lunes, 04 de agosto de 2014 09:02
Esteban Calderón (33) es un músico nacido en Buenos Aires pero radicado, por elección, en San Juan. De familia con tradición musical, Esteban estudió música en la escuela de música de Buenos Aires y esos conocimientos le permitieron ser autodidacta al momento de sentirse cautivado por el bandoneón. A su vez, el bandoneonista ha formado una familia de músicos: su mujer es contrabajista y su hijo un aprendiz del piano. "el bandoneón tiene algo muy particular que no sé lo que es. Es el secreto del bandoneón”, aseguró.

¿Cómo empezó tu carrera de música?
Pertenezco a una familia de músicos. Mi padre es músico, Director de la Orquesta Nacional, así que de chico me mandó a estudiar piano, sin mucho éxito. Después yo de más grande empecé con el bajo eléctrico por mi cuenta. Después me pasé al contrabajo, ya tocando tango y jazz y también la parte clásica. Participé de varias orquestas sinfónicas y, paralelo al contrabajo, apareció el bandoneón, que primero lo tenía como algo más secundario, pero después tomó protagonismo. En el año 2006 viajo a Neuquén porque gano un concurso con la sinfónica de allí y en el año 2009 vengo a San Juan porque mi señora es sanjuanina y ahí cambié, porque acá hay muchos contrabajistas y no hay bandoneonistas, me dediqué por completo al bandoneón.

German ¿Por qué te alejaste de Buenos Aires, que es la cuna del bandoneón?
Porque también es la cuna del ruido y del desorden. Me llamó el interior, así que decidí probar por otras latitudes. Tuve la inquietud y a eso se sumó la posibilidad musical.

¿Qué particularidad tiene el bandoneón que no la tiene otro instrumento?
Es un instrumento armónico y melódico, uno puede hacer melodías y acordes, acompañamientos, que es algo que, por ejemplo, no tiene el contrabajo con el que sólo podés hacer una línea. Es un instrumento muy complejo, podés hacer todo tipo de estilos musicales, no sólo tango, podés hacer música clásica, jazz, rock, electrónica. Es muy amplio todo lo que podés abarcar.

¿Actualmente qué estás haciendo junto a ese instrumento?
Este año he tocado como solista junto a la Orquesta Sinfónica Nacional, en Buenos Aires, la obra Tres Tangos de Astor Piazzolla, con la dirección de mi padre que es el Director Titular. Ese programa lo vamos a repetir junto con la Orquesta Sinfónica de la Universidad Nacional de San Juan. Después, con la Orquesta Típica  San Juan, que es la orquesta de tango que tengo con doce músicos, este año hemos participado junto a Iñaki Urlezaga, el bailarín que vino a la provincia con el Ballet Nacional por la Inclusión, con más de diez mil personas que nos han visto en tres actuaciones con mucho éxito. Además, este año es el bicentenario del nacimiento de Aníbal Troilo, y le están haciendo homenajes en todo el mundo. Nosotros también estamos haciendo el nuestro en la provincia con la Orquesta Típica de San Juan. También hemos presentado recientemente un programa de cuarteto de cuerdas y bandoneón con obras de Astor Piazzolla, en el Museo de Bellas Artes Franklin Rawson. He dictado cursos de bandoneón acá en la Universidad de San Juan, en la Universidad de Cuyo en Mendoza y en la Dirección de Artes y Oficios, para fomentar la actividad del bandoneón.

 

Lee la nota completa en Revista Nos Casamos

Nota: Victoria Nacusi
Fotografia: Marcelo Sanchez

Galería de fotos

Comentarios