Fiesta Nacional del Sol

Osvaldo "Pajarito" Benmuyal: "Renuncié porque había advertido un clima hostil y en un clima así no puedo trabajar"

El conductor contó qué lo llevó a tomar la decisión de renunciar a la FNS: "No hubo cuestiones de plata como se dijo por ahí. Hemos estado en boca de cualquier basura periodistica", señaló Osvaldo.
viernes, 28 de marzo de 2014 11:10
viernes, 28 de marzo de 2014 11:10
"Todo lo que ha dicho Rolando (García Gómez) es lo que me llevó a mi a renunciar". Con esas palabras, Osvaldo "Pajarito" Benmuyal confesó por qué decidió dar un paso al costado en la conducción de la Fiesta Nacional del Sol que desde hace ocho años realizaba junto a Marcela Podda y Jorge Pascual Recabarren en los escenarios del Autódromo Eduardo Copello y del predio Ferial (y el año pasado en el estadio del Parque de Mayo).
 
Luego, el periodista explicó cómo fue todo. "La conducción eran un clásico. Renuncié porque había advertido un clima hostil y en un clima así no puedo trabajar. Cuando ocurrió lo de Rolando (lo habían cambiado sin anunciárselo) la devolución mía fue muy simple. No hubo cuestiones de plata como se dijo por ahí. Hemos estado en boca de cualquier  basura periodistica. Una mujer habló y dijo que yo quería más plata cuando nunca fue ése el tema", señaló Osvaldo en AM1020.

"La evaluación que hice es que a un amigo mio no se lo puede tratar así. Sabemos que hay muchos que se mueren por estar ahí y hacen cualquier cosa por estar ahí. Es muy pobre su actuar y lo que evalué fue rápido y pensado desde el corazón. A un amigo no se lo puede tratar así. La decisión fue rápida y concreta: dije chau vía mensaje de texto y después personalmente", explicó Benmuyal aclarando que le envió un mensaje a Dante Elizondo pero luego habló con él con quien acordó en juntarse a comer un asado que no se concretó.
 
"Le mandé un mensaje invitándolo a ese asado que nos prometimos para tener esa charla y me dijo que estaba analizando cada una de las palabras del mensaje. En esa charla me dijo que Rolando era un mataco", confesó.

"Todos podemos cometer gravísimos errores, menos graves, leves y estúpidos. La no valoración correcta del talento y la calidad humana es parte de este último error, un error estúpido y cuesta caro.
Rolando se valía una descarga pública hecha de esta forma sin la revoltura de panza que produjo aquel hecho traumático, tan duro, donde estábamos en el escenario público porque la Fiesta del Sol es tema de todos los días en San Juan", finalizó.
 

Comentarios