Gardiol y Sigalat

Títeres con sello sanjuanino, enloquecieron a más de cinco mil chicos en Mendoza

David Gardiol llevó a Mendoza sus títeres y los llevó a escena de la mano de la orquesta Filarmónica de Mendoza. Durante siete días, la música y la actuación conquistaron a miles de personas en los conciertos didácticos.
sábado, 24 de agosto de 2013 17:53
sábado, 24 de agosto de 2013 17:53

El viernes 23 a la noche estalló en aplauso el teatro Independencia de Mendoza. Hasta allí llegó la Orquesta Filarmónica de Mendoza y Títeres de Verdad de la mano de David Gardiol (sanjuanino por adopción) y la artista sanjuanina Edita Sigalat. Por siete días la música y el teatro se unieron en el escenario de aquel teatro en el marco de una serie de Conciertos didácticos destinados a aquella comunidad educativa. La repercusión fue tal que ya están pensando en reeditar la propuesta para más adelante.

En cada función estalló la platea en aplausos, sin embargo anoche fue especial. Es que fue un show solidario cuya entrada era un alimento no perecedero. Sobre el escenario la obra que subió a escena fue la misma que encantó a los niños durante varias jornadas: La bella durmiente del ballet de Tchaikovsky. Ésta fue interpretada en su música por la orquesta mendocina mientras que la actuación titiritera quedó en manos de Gardiol e Imanol Martínez.

"La primera parte es didáctico. El personaje principal cuenta específicamente cómo está compuesta la orquesta, cuales son los timbres y el rol del director. Es un contenido pedagógico relacionado con la música. La segunda parte es el cuento propiamente dicho. La música es el leiv motiv, queremos que emocione y cree el clima. Lo que sugiere la música y cómo se puede contar", comentó David Gardiol quien en escena interpretó, entre otros personajes, al maestro Filar Mónico, un títere director que presentó a varios instrumentos a través de melodías populares. 

En el escenario se sucedieron personajes por demás conocidos de la fantasía infantil como son la malvada Carabosse, de aquel cuento de hadas, con su típico sombrero puntiagudo, y el Príncipe Desiré que es el que con un beso despierta a la Bella Durmiente, Aurora de su sueño de cien años. 

"Con títeres es una experiencia muy linda. Es muy importante porque los chicos les gusta ver una imagen así. La orquesta es estática y con los actores se vuelve más dinámica y atractiva para los chicos", señaló el director invitado de la Orquesta Filarmónica, el brasileño Leandro Gazineo.

 

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias