En conferencia de prensa

Para Quino, en su vida quedaron muchas cuentas pendientes

Contestó de todo y hasta tomó una sopa de letras en la casa de Mafalda. Lee lo que contestó y mirá los videos.
sábado, 13 de julio de 2013 00:47
sábado, 13 de julio de 2013 00:47

Llegó al Centro Cultural Amadeo Conte Grand pasada las 21. Con paso lento, apoyado en un bastón y con una mirada que refleja los años transcurridos, Joaquín Salvador Lavado, más conocido como Quino, llegó para ver su muestra, la Casa de Mafalda.

El caricaturista arribó acompañado de su familia y con el ánimo de contestar todas las preguntas que el periodismo quisiera hacer. Sin requisitos al momento de contestar, pero pidiendo que las fotos fueran sin flash porque le afectaba la visión, abrió las puertas de su vida y habló de todo.

"Hoy sigo siendo igual que antes y todo sigue siendo igual, los temas siguen siendo los mismos... La pregunta que los padres de Mafalda nunca respondieron es por qué la humanidad sigue destruyendo el Amazona y es la pregunta que hoy nos hacemos", comenzó contestando Quino.

Al momento de contar cómo fue su vida, el hombre reconoció que fue un niño más bien solitario, que le gustaba pensar y observar mucho a su alrededor. Luego esa forma de vida la trasladó a su adultez, cuando le tocó el momento de dibujar: "Cuando preparaba las caricaturas de Mafalda siempre hablaba con mis sobrinos y con niños. Ahora no se qué pasa con los niños... me doy cuenta que se la pasan haciendo así (mueve las manos haciendo alusión al manjeo de celulares)".

Al momento de replantear su vida, Quino reconoció que dejó varias cuentas pendientes por la necesidad de dibujar. "Me quedaron muchas cuentas pendientes en mi vida. Una de éstas fue la de aprender piano, pero hubo muchas más que dejé de lado", reconoció.

En ese pensamiento de lo que dejó pendiente en su vida, Quino aclaró que fueron cuestiones propias no de su personaje. "No dejé ninguna cuenta pendiente con Mafalda", subrayó y más adelante aclaró: "Yo nunca entendí lo que generó Mafalda. Mis páginas de humor son mil veces superior y las hago desde hace 60 años, pero todos quieren a Mafalda. La verdad que ya me seca un poco que me hable todo el mundo de Mafalda. Para mi, muchas de mis páginas de humor son mucho mejor que ella".

Por otro lado, el caricaturista no negó la realidad y el contexto social actual. Saliendo de los rótulos que vincularon sus palabras al pensamiento de Mafalda, Quino definió la situación que vivió Evo Morales en Europa como un bochorno y una verguenza internacional: "Cómo pudieron pensar que un hombre como él podía guardar algo", señaló. Pero no solo habló de la política internacional, también se animó a opinar, con ciertos puntos de humor, sobre la realidad económica nacional: "la política es como ir a la verdulería, aunque es probable que uno se equivoque menos en la verdulería".

Luego de contestar todas las preguntas, Quino se dirigió a la casa de Mafalda (un espacio que recrea el comedor del personaje) y accedió a sacarse fotos con quienes se lo pidieran. Luego degustó una rica sopa de letras junto a su familia y algunos seguidores.

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias