En el camino del cine

Martín Rodriguez, un actor sanjuanino con proyección internacional

Es sanjuanino pero hace casi una década vive en diferentes ciudades del mundo. En pocas semanas comienza el rodaje de una nueva cinta. Será un desafío ya que se trata de un Thriller.
miércoles, 26 de junio de 2013 07:44
miércoles, 26 de junio de 2013 07:44

Por: Cecilia Montero

 

Su vida es como un sueño y trabaja para conquistar todos los días una nueva meta. Y es específicamente el trabajo, el camino que él considera más viable para llegar al éxito laboral que busca. Hace unos días pasó por San Juan, su ciudad natal, pero desde hace casi una década vive en distintos puntos del mundo.

"Mi mayor meta es seguir trabajando, encontrarme con nuevos desafíos, nuevos personajes, hacerlo de la mejor manera que pueda, no repetirme, crecer y redescubrirme, querer los proyectos en los que participo, amar mis personajes, crear algún tipo de conciencia con ellos, darles vida como afectos", expresó el hombre de más de tres décadas.

Su trayectoria incluye un reconocimiento internacional en el 2009, en el Festival de San Sebastián, España, por su protagónico en El cuarto de Leo. Hace un año terminó de rodar en Brasil una de las películas que más repercusiones consigue en la crítica brasilera. Ahora se prepara para encarar una nueva producción cinematográfica que se convierte en un gran desafío ya que es un thriller periodístico.  Martín Rodriguez brindó una entrevista a Diario La Provincia en la que confesó cómo vive esta experiencia.

- ¿Qué proyectos tenés para este año?
- Ahora ya me estoy preparando para una nueva película del director Enrique Buchichio (Director de El Cuarto de Leo), es un Thriller Periodístico.

- ¿Cómo es trabajar con él?
- Enrique es muy buen director de actores, tuve mucha suerte de trabajar con él, profundizamos mucho en cada escena y tratamos siempre de no caer en la inmediatez, de encontrar un pulso que nos permitiera ir a lo esencial de las situaciones y las escenas.

-¿ Que personajes te gustaría interpretar?
- Me conmueven los personajes que me exigen como actor cierta responsabilidad social,
está bien que de eso se encarga la historia que estés contando,  pero hay personajes que de alguna manera su existencia reflexiona o representa cierto deterioro ético de la sociedad en que viven, entonces no solo estás interpretando sino que estás construyendo una relación social, y lo expresivo que surge a partir de eso adquiere cierta fuerza de resistencia o de provocación que para mí es muy estimulante.

- ¿O sea que te interesa un cine más social?
- En realidad, todo proyecto, historia a contar o personaje, lo siento más como una razón para acercarme a lo singular de un personaje, a jugar a ser alguien, pero poniendo de relieve su condición humana, eso es lo que me interesa.

- ¿Y cómo es tu acercamiento a ese alguien, por donde empezas?
- Trato de descubrir su costado más humano, para eso trabajo con el guión, con películas, con alguna novela o con algún texto de filosofía, y así  encontrar una conexión interna que se vuelva erotizante en la búsqueda de esa presencia.  Me gusta tener una visión de totalidad del guión, pero sobre todo entender sensiblemente el mundo que se propone contar el director, es una búsqueda que me permite encontrar un espesor, una intimidad, una verdad. Y todo eso se va armonizando con un desarrollo emocional, y así conquistar algo de su propia forma, de su propia humanidad.

- ¿Que analizás cuando te ofrecen un guión?
- Me interesa  tener un conocimiento de la densidad estética de la película, pienso mucho en el color, en la luz, en los tiempos, también es muy importante su relevancia social, pero de eso se encarga la película en su totalidad.

-¿Y qué te estimula para empezar a trabajar en el guión?
- Me estimula esas cosas de los personajes que conmueven y no sabes muy bien porque, que me seducen desde el punto de vista de su singularidad,  y las posibilidades expresivas que ya se intuyen  de entrada.

-¿Tenés algún ritual o técnica en un rodaje, o antes de empezar a rodar?
- No tengo una técnica, si me compenetro mucho con la historia que estemos contando.
No me gusta agarrarme de los estereotipos, sino dejarme atravesar por mi propia idea de lo que el personaje es en su esencia. También la interpretación depende íntimamente de la relación con los otros actores, y construir dentro de esas relaciones, para poder entregarse en el plano físico y sonoro, hay mucho de intuición en eso.
Pero hay algo que trasciende a cualquier metodología o técnica, y es el encuentro que tengas con un director, porque llegas a un acuerdo y a un conocimiento sensible de la historia y de los personajes que a la hora de rodar, es algo que conoces vos y él, y esa comunión hace que en el momento de rodar aparezcan registros que no conocías, entonces ahí descubrís algo nuevo, y compartís algo que no sabías que tenias.

- ¿Hay alguna anécdota que guardes como oro de tu vida profesional en Buenos Aires, España o/y Brasil?
- Una vez fuimos invitados al Festival International du Film de Marrakech, (Marruecos) a presentar la película El Cuarto de Leo, estábamos con Cecilia Cósero (compañera de elenco de la película), era una sala muy grande y estaba llena, toda la proyección iba muy bien hasta que hay una escena donde mi personaje le da un beso a otro chico, y fue para que parte de la gente que estaba se parara y se fuera, unos gritaban a favor y otros en contra, discusión en plena proyección de la película,  luego se fueron calmando, pero lo que más me llamó la atención fue al salir al recinto una vez terminada la proyección, nos esperaban mujeres, muchas señoras que nos abrazaban llorando muy emocionadas y nos agradecían por haberla interpretado y por estar ahí. Me sentí muy privilegiado de ser actor, de haber estado en esa película y haber sido invitado a ese Festival.
0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios