Indignante

Chofer agredido por un pasajero: "en 30 años como colectivero nunca me había pasado una cosa así"

Tiene 50 años, y hace tres décadas que se dedica a manejar un colectivo. Este sábado fue agredido por un hombre presuntamente alcoholizado que pretendía viajar sin tarjeta SUBE.

Chofer agredido por un pasajero: "en 30 años como colectivero nunca me había pasado una cosa así"
Este sábado, Manuel García se subió al colectivo de la línea 6B de la empresa El Triunfo, como lo hace desde hace 29 años. Recién estaba comenzando su turno cuando le tocó vivir uno de los peores momentos que recuerda tras el volante.

"Era la primera vuelta de la mañana. Ya habían subido unos cinco o seis pasajeros cuando en la parada de Libertador y Catamarca subió este individuo. No tenía tarjeta SUBE, me mostró lo que no sé si era plata arrugada o un papel; le dije que ya no había boleto, y a toda costa me quería pagar con plata. Le expliqué que podía pedirle prestada la tarjeta a cualquiera de los pasajeros y que le pagara con dinero a esa persona. Cuando le dije eso me contestó "lo que pasa es que ustedes son todos unos hijos de p...". Ahí me largó una trompada, me reventó los anteojos y gracias a Dios no me ha reventado el ojo", contó el protagonista a Diario La Provincia. 

La historia se conoció gracias a una publicación que realizó una compañera de trabajo en su muro de Facebook, junto con la foto del hombre todo ensangrentado. "Tengo los machucones del golpe. El cristal me rompió la cara, las chicas que iban en el colectivo sacaron unos pañuelitos descartables y me empezaron a limpiar porque me chorreaba la sangre", agregó.

El peligroso suceso ocurrió el colectivo estaba en movimiento lo que podría haber ocasionado un desenlace fatal tanto para el chofer como para los pasajeros. El agresor, sin embargo, se largó mientras el vehículo continuaba andando.

"En la Libertador doblé por Alem y me fui hasta la Comisaría 1ra para hacer la denuncia. Llamaron a una ambulancia que nunca llegó. Por suerte en la empresa (El Triunfo) se portaron muy bien. Me llevaron a la ART, me curaron, me hicieron placas para asegurarse que no tuviese astillas en el ojo", contó sobre las horas posteriores.

"Todavía no se me pasa la bronca. Soy chofer de colectivos desde el 88 y en todos mis años como colectivero nunca me había pasado algo así. Tengo 50 años y nunca un p... me ha tocado la cara y este alcoholizado se dio el gusto. El médico legista me dijo que diera gracias que no llevaba un arma", sentenció.
Comentarios