Investigación

Caso Maldonado: un gendarme admitió haber disparado a manifestantes

Su testimonio está en el informe que el Gobierno le entregó al juez. Otro efectivo había dicho que arrojó una piedra.

"La documentación es muy importante", había dicho el martes por la mañana el emisario del Ministerio de Seguridad frente al juzgado de Esquel. El funcionario le entregó al juez Guido Otranto los nuevos testimonios de los gendarmes que centran la responsabilidad por la desaparición de Santiago Maldonado en el grupo que corrió a los mapuches cerca del Río Chubut, después de despejar la ruta 40, el 1º de agosto. Uno de ellos reconoció que disparó con balas de goma hacia un manifestante. Dijo que lo hizo hacia el piso y que la bala le pasó al costado.

Esta nueva versión se suma a la declaración ante el juez de dos gendarmes que escucharon decir a un compañero que le había pegado "un piedrazo por la espalda" a un manifestante. Según le confirmó al canal TN el Ministerio de Seguridad, se trata de Neri Armando Robledo. Estuvo de licencia hasta la semana pasada, se reincorporó y confesó que hirió a un manifestante. Todavía no declaró ante el juez.

Ayer declararon tres gendarmes. Los dos primeros, Walter Ruiz Díaz y César Peralta, contaron que escucharon a un gendarme decir que le tiró una piedra a un manifestante, aunque no dieron el nombre. Ellos no estuvieron cerca del río sino a la vera de la ruta 40. El otro gendarme que declaró fue Juan Carlos Pelozo. Sí estuvo en el río y dijo que vio cómo los mapuches se refugiaron en Pu Lof.

Los mapuches negaron enfáticamente que alguno de ellos haya recibido una pedrada en la espalda arrojada por un gendarme.

Hay otro gendarme en el que se centran las sospechas. Se trata del subalférez Emmanuel Echazú. Ni bien llegó a la ruta 40 fue herido con una piedra que le provocó doble fractura de mandíbula. Con la cara llena de sangre, siguió en el operativo, fue el que hizo el acta ese día y hoy está de licencia.

Sergio Maldonado pidió al Gobierno nacional que se haga cargo de la "desaparición forzada" de su hermano Santiago y deje de insistir con la teoría de que "a algún gendarme se le pudo haber ido la mano".

"Siguen intentando confundir. Quieren instalar la idea de que a algún gendarme se le fue la mano para poder hablar de homicidio. Además, si esto fuese así, tampoco hay homicidio, porque el cuerpo (de Santiago) no está. Pido que se hagan cargo en lugar de mandar al frente a tres gendarmes", dijo.

Fuente: TN

Comentarios