Investigación

Dolor por la muerte de la mamá de Lucas Carrasco

El hijo de Viviana Espina murió en 2014, tras un partido de la Lepra, al recibir una bala de gas lacrimógeno en la cabeza. El caso quedó impune.

Viviana Espina, la madre del hincha de la Lepra Lucas Carrasco -que murió al recibir el impacto de una bala de gas lacrimógeno a la salida de un partido de Independiente Rivadavia-, fue hallada sin vida este sábado en Guaymallén.

La mujer había desaparecido en las últimas horas y su familia la buscaba intensamente e incluso pedía por su paradero a través de las redes sociales. Pasado el mediodía, su cuerpo fue hallado en el Acceso Este a la altura de la calle Hilario Cuadros. Aparentemente, la mujer habría decidido quitarse la vida.

Espina se hizo conocida ante la opinión pública en 2014 por la trágica muerte de su hijo, Lucas Carrasco (22), que recibió una bala de gas en su cabeza a la salida de un partido en el estadio Bautista Gargantini. En ese partido se produjo un corte de luz que derivó en incidentes entre los hinchas y la Policía.

Lucas, que había asistido al estadio del parque junto a su hermano Mariano, fue impactado por un disparo de una pistola lanza gases realizado por un efectivo policial, aunque inicialmente se había dicho que había recibido un piedrazo.

Por esta muerte fue imputado el policía policía Diego Domingo Guzmán (26), por homicidio culposo en concurso real con incumplimiento de los deberes de funcionario público. 

Sin embargo, la muerte de Carrasco quedó impune. El juicio contra el policía Guzmán fue presidido por los jueces de la Segunda Cámara del Crimen Roberto Uliarte, Ariel Spektor y José Valerio, actualmente magistrado de la Suprema Corte de Justicia. Pero el proceso no terminó por una serie de dilaciones. Esto hizo que finalmente el juicio terminara cayéndose. 

Pese a esto, Espina continuó con sus reclamos en distintos ámbitos que, incluso, la llevaron a tener enfrentamientos con la Policía.

Al conocerse su fallecimiento, su perfil de Facebook comenzó a recibir numerosas muestras de dolor de conocidos, simpatizantes de la Lepra y también de correligionarios, puesto que Viviana era una conocida militante de la UCR.

 

Fuente: El Sol

Comentarios