para investigación

El CONICET inauguró un nuevo observatorio de Geodesia

Este observatorio velará por el cuidado del planeta y va a alimentar con datos a toda la comunidad global. Fue desarrollado y construido en Alemania con una inversión de veinte millones de euros

El CONICET inauguró un nuevo observatorio de Geodesia
Con la presencia del presidente del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), Dr. Roberto Salvarezza, quedó inaugurado el Observatorio Argentino – Alemán de Geodesia (AGGO) ubicado a 800 metros del predio del Instituto Argentino de Radioastronomía (IAR), dependiente del CONICET, que pertenece a la Comisión de Investigaciones Científicas (CICPBA).

Estuvieron presentes también durante el acto de inauguración el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Dr. Lino Barañao, la Secretaria de Estado del Ministerio Federal del Interior de Alemania, Dra. Cornelia Rogall- Grothe, el embajador de Alemania en Argentina, Dr. Graf von Waldersee, el presidente de la Agencia Federal de Cartografía y Geodesia de Alemania (BKG), Dr. Hansjörg Kutterer, el director de operaciones de AGGO, Dr. Hayo Hase, el coordinador científico general del proyecto AGGO, Prof. Claudio Brunini, el ministro de Producción, Ciencia y Tecnología de la provincia de Buenos Aires, Dr. Cristian Breitestein, el presidente de la CIC, Ing. Agr. José María Rodríguez Silveira, el presidente de la Universidad Nacional de La Plata, Lic. Raúl Perdomo y autoridades del CONICET.

"Hace casi cuatro años vi nacer este proyecto, cuando iniciamos negociaciones con la BKG, y sé del esfuerzo que hay detrás de este proyecto que permitió que hoy tengamos este observatorio que ubica a la Argentina en el sistema geodésico mundial”, resaltó el Dr. Salvarezza.

Asimismo, el presidente del Consejo destacó que un tercio de la producción del CONICET se realiza en el marco de cooperación internacional, y puso de relieve el papel que Alemania juega en ese porcentaje de cooperación con Argentina, en sus distintas facetas: a través del Instituto de Investigación en Biomedicina de Buenos Aires (CONICET – Instituto Partner de la Sociedad Max Planck de Alemania), del Laboratorio Max Planck de Biología Estructural, Química y Biofísica Molecular de Rosario (MPLbioR), y del flamante observatorio inaugurado.
Lino Barañao, por su parte, destacó el valor simbólico del proyecto y de la cooperación internacional que lo enmarca: "Felicito al CONICET y a su contraparte alemana, y a todos los que fomentan la diplomacia científica, ya que la interacción entre diferentes países sobre la base de la ciencia es la mejor solución al fundamentalismo vigente, que lo único que hace es separar”.

A su turno, la Secretaria de Estado del Ministerio Federal del Interior de Alemania repasó la historia del observatorio desde su creación hasta su instalación en el predio de la CIC, y expresó que "es muy importante que hayamos podido radicar este observatorio aquí, para resolver los marcos de referencia globales para el desarrollo sostenible, ya que hay una escasa cantidad de observatorios en el Hemisferio Sur”.
En sintonía, el presidente de la Agencia Federal de Cartografía y Geodesia de Alemania (BKG) manifestó: "AGGO es una estación que por su equipamiento y ubicación será un elemento sustancial de la geodesia mundial. Estamos contentos de haber encontrado en CONICET un socio que aprecia la importancia de la geodesia, que es la medición y proyección de la superficie de la Tierra, aggiornándola a la época y a los cambios sustanciales que introducen los avances tecnológicos”.

AGGO es la contribución conjunta de la Argentina y Alemania a la red internacional de instrumentos geodésicos que soporta la infraestructura global de datos espaciales y contribuye a monitorizar los procesos tectónicos y de cambio global. El Observatorio fue desarrollado y construido en Alemania con una inversión de veinte millones de euros, en tanto que las obras de infraestructura fueron abordadas por el CONICET con una inversión cercana a 10 millones de pesos.

Comentarios