Azar

Premoniciones de los sueños: ¿qué número le corresponde a cada imagen?

Los argentinos somos, probablemente, campeones Mundiales de las cábalas. El mundo de las loterías, de más está decir, no es ajeno al folklore cabulero. Entrá a la nota y conocé el significado numérico de algunos sueños.

Los argentinos somos, probablemente, campeones Mundiales de las cábalas. ¿Quién no conoce a alguien que usó la misma ropa interior durante años cada vez que juega su equipo, o  que repitió determinados rituales antes de una reunión o acontecimiento social importante?

El mundo de las loterías, de más está decir, no es ajeno al folklore cabulero. Por el contrario, contiene un código numérico sagrado, en el que a cada sueño se le asigna un número determinado para llenar la boleta. Los números principales son bastante conocidos: el 15 es la niña bonita (ideal para padres y madres babosos), el 22 el loco, el 4 la cama y el 13, por ejemplo, la "yeta”: es el número talismán para algunos y que no quieren ni escuchar hablar muchos otros. 
 
Lo mismo pasa con el 48: el número al que hay que jugar si se sueña con un muerto que habla causa escalofríos entre algunos jugadores, aunque la patria timbera afirmará, siempre, que hay que jugarle siempre a lo que dictaminan los sueños. Sobre todo si tienen que ver con situaciones agradables: el 63 (casamiento) o 68 (nacimiento de sobrinos) son números con connotaciones positivas que pueden decidir el destino ganador de una jugada. También está el caso del 11: los mineros. Cuando "los 33” famosos mineros fueron rescatados en Chile, se registró una ola de repeticiones en las boletas tanto en Argentina como en el país vecino; 11 parecía ser la clave para ganar, y es un número repetido entre los jugadores de loterías de todo el mundo. Además, el 11 tiene vínculo directo con el fútbol. Y no solo eso: algunos jugadores han ganado premios increíbles combinando dígitos relacionados al deporte rey. Por ejemplo, este cordobés ganó 300 mil pesos apostando por las lágrimas de Messi en la última final de la Copa América….
 
Los sueños gastronómicos
No son los números más conocidos, pero muchos alimentos tienen su número clavado en la lotería. Un sueño con huevos (fritos, duros, como los prefiera…) sugerirá poner el 00 en la boleta. ¿Soñó con un pescado? El 19, entonces, debería estar en su próxima quiniela. El 36 representa a la manteca, el 45 al vino, el 46 a los tomates, 49 a la carne, el 50 al pan…todo un asado puede hacer la grilla ganadora con carne, ensalada, y los infaltables pan y vino. Para servir la mesa: 97, el número de los que sueñan con ella.
 
Las cábalas pre o post juego
No faltan quienes antes o después de hacer su jugada apelan a viejas supersticiones para potenciar su suerte, aunque se esté yendo por millones de dólares sorteados en algunas de las loterías más sofisticadas del mundo. En algunos pueblos de España se siguen aplicando viejos rituales como poner el boleto cerca alguna estatuilla o incluso, con previo consentimiento de la futura madre, frotar el boleto de la quiniela por la panza de una embarazada. Y hay más: algunos quinieleros de todas las horas dejan el boleto, siempre, debajo de una rama de perejil, o descansando en una maceta con una cinta blanca y/o azul. Después de todo, sobre cábalas no hay nada escrito….



Comentarios